Compartir
Publicidad
Publicidad

Volvo añade "start-stop" a los modelos con cambio automático

Volvo añade "start-stop" a los modelos con cambio automático
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy Volvo ha anunciado que anadirá el sistema start-stop (de parada y arranque automático del motor en las detenciones) en los Volvo S60, V60, V70 y S80, equipados con caja de cambios automática de seis velocidades. Para empezar el sistema estará disponible en el motor 2.0 D3 (diésel).

Hasta el momento el sistema start-stop solo estaba disponible con caja de cambios manual. En el motor diésel D3 consigue reducir el consumo en 0,4 l/100 km y las emisiones de CO₂ en 10 g/km. Por ejemplo, en el caso del S60 D3 automático, el consumo combinado en ciclo europeo pasaría de 5,8 l/100 km a 5,4 l/100 km (es decir un 6,9 % menos), con unas emisiones de CO₂ de 142 g/km.

El motor D3 es un diésel de 2.0 litros, de cinco cilindros en línea, turbocompresor e inyectores piezoeléctricos a alta presión, que rinde 163 CV (y 400 Nm de par). Este motor sustituye al 2.4 turbodiésel anterior (que también tenía cinco cilindros). En el Volvo S80 automático el consumo se situaría en 5,6 l/100 km.

Volvo-D3-2.0l

El sistema start-stop, en el caso de la caja de cambios automática, recibe los datos de un sensor que mide la presión sobre el pedal del freno. Cuando se pisa el freno, y la velocidad llega a 0 km/h, para el motor. Una bomba eléctrica mantiene la presión del aceite en la caja de cambios automática mientras el motor está parado.

En cuanto el conductor empieza a levantar el pie del pedal del freno (y por tanto hay menos presión) el motor se arranca automáticamente, para estar listo para cuando el pie llegue al acelerador, haciendo así que el arranque sea suave y rápido. La sensación es que se tiene la misma agilidad que con el cambio automático convencional (sin start-stop), al levantar el pie del freno se nota que el motor empieza a tirar un poquito.

Para los que tengáis dudas sobre el sistema de parada y arranque automático, recordad que el motor de arranque está mejorado y pensado para muchos más ciclos de arranque que los motores de arranque convencionales (y por tanto que no se avería antes de tiempo).

Donde más útil resulta este sistema es en ciudad, donde los semáforos, pasos de peatones, y atascos, hacen que realmente se note que se reduce el consumo (obviamente en carretera o autovía a velocidad constante, el sistema no funcionará y no se notará cambio en el consumo).

Volvo-S60-trasera

Fuente | Volvo En Motorpasión | El Volvo S60 R-Design montará un T6 de 325 CV, Volvo S60 y V60 DRIVe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos