Compartir
Publicidad
Publicidad

Volkswagen Scirocco GTS, de vuelta a aquellos maravillosos años

Volkswagen Scirocco GTS, de vuelta a aquellos maravillosos años
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A los que allá por los 80 mirábamos los coches con el ansia de quien todavía no puede conducir legalmente, el Volkswagen Scirocco GTS de 1982 nos parecía un deportivo que molaba, cuando ese verbo aún no lo recogía el Diccionario de la RAE. Ahora, 30 años más tarde, Volkswagen deja caer en el Salón de Leipzig el Volkswagen Scirocco GTS, un aceptable revival de su antepasado.

Aceptable, porque pese a aspirar a agresividad y deportividad queda situado por debajo del Scirocco R y sus 265 CV. El GTS monta el motor 2.0 TSI de 210 CV, un propulsor que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 235 km/h. Eso sí, resulta más radical que el Scirocco R en su aspecto, lo que constituye la razón de ser de esta edición.

Las franjas rojinegras que recorren su cuerpo a lo largo del capó y el techo hasta llegar al alerón heredado del Scirocco R nos llevan directamente al mundo de los deportivos más setenteros y ochenteros. Las pinzas del freno en color rojo, destacando en las llantas de 18 pulgadas Thunder, el difusor del R pero con el emblema GTS, y un interior donde el negro y el rojo se combinan en un fiero ensalzamiento de la deportividad son las características más destacables de este guiño a la nostalgia.

Por lo demás, un pomo en la palanca de cambios que evoca la mítica pelotita de golf de Volkswagen nos sorprende en el interior aprovechando que el Aller pasa por Wolfsburgo y nos da a entender que, como la memoria recuerda lo que quiere y como quiere, tanto da si hablamos de un Scirocco como de un Golf GTI. Porque al final lo que queda es que aquellos sí que fueron unos maravillosos años.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos