Compartir
Publicidad

No, no es el Prius de Chuck Norris, pero podría serlo. Sí, lo que sale del techo es un cañón rotativo...

No, no es el Prius de Chuck Norris, pero podría serlo. Sí, lo que sale del techo es un cañón rotativo...
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este claro candidato a mejor afiliado del mes de la Asociación Nacional del Rifle se dedica a la producción de café. Hablamos de Evan Hafer, propietario y fundador de Black Rifle Coffee Company, que no se le ha ocurrido mejor forma de promocionar sus productos que convirtiendo un Toyota Prius de segunda generación en toda una máquina de guerra. Están locos estos norteamericanos...

Al otro lado del charco, aberraciones como ésta sólo las concebimos en una película y si Chuck Norris es el protagonista. Pero en la Tierra del Tío Sam, donde según el estado la devoción hacia las armas de fuego no está tal mal vista, todo es posible. Como que una empresa que se dedica a producir y comercializar café muestre abiertamente su afición al armamento militar, no hay más que echar un ojo a su canal de Youtube, y se dedique a modificar un Prius para endosarle nada menos que un cañón M61 Vulcan.

¿Hubiese quedado mejor si fuese un Ford F-150 Raptor? Pues seguramente pero, tirando de ironía, Hafer explica en el vídeo por qué no se decidieron por la pick-up del óvalo: "Los Raptor son demasiado caros".

De híbrido a tanque de guerra

El M61 Vulcan es un cañón rotativo que dispone de seis cañones para balas de 20 milímetros y que cuenta con una cadencia de tiro de unas 6.000 balas por minuto. Este tipo de arma pesada se equipa actualmente en cazas de combate, como el F16, el F18 o el F22.

Toyota Prius M61 Vulcan

Todo tiene su explicación. Resulta que el bueno de Hafer es un veterano de guerra, que, según puede leerse en la web oficial de su empresa, estuvo destinado a Irak y Afganistán, donde perfeccionó sus dos pasiones: tostar café y disparar armas de fuego. Al volver, fundó esta empresa que sólo emplea a otros veteranos, además de apoyar económicamente asociaciones en defensa de los mismos.

Puestos en tesitura, se puede entender más lo de este Toyota Prius al estilo Mad Max... Además de vinilarlo imitando un tanque, logo de la empresa incluido, vemos como del techo al modelo híbrido nipón sale un M61 Vulcan. En total, les llevó unas 160 horas eliminar la bancada posterior y otros elementos del habitáculo, para incorporar una jaula antivuelco y dejar vacía toda la trasera para colocar este cañón de tipo Gatling.

Toyota Prius M61 Vulcan

De hecho, según podemos ver en su vídeo de presentación, puede incorporar un notable abanico de armas pesadas. Asimismo, los trabajadores de la compañía han modificado el propio M61 Vulcan, que se sirve de la batería del Prius para gestionar su sistema de munición (originalmente hidráulico). "Café o muere", puede leerse en su carrocería. Cómo están las cabezas...

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio