Compartir
Publicidad
Publicidad

El Ferrari 250 GTE de la policía romana

El Ferrari 250 GTE de la policía romana
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque últimamente estamos acostumbrados a ver exóticos superdeportivos luciendo los colores de la policía de diferentes países, como es el caso de los Ferrari FF o Lamborghini Aventador de las autoridades de Dubai, en los años sesenta era más complicado ver deportivos con sirena.

Nuestro protagonista es quizá uno de los patrulleros más exóticos de su época, que fue utilizado por la policía de Roma. Se trata de un Ferrari 250 GTE de 1962 con motor V12 de 3 litros de cilindrada y 237 CV de potencia que aún conserva un apasionado italiano en su colección.

Durante una ceremonia de entrega de premios en 1962, en la que se premiaba a la Squadra Mobile di Roma (la división motorizada de la policía romana) por su buen hacer frente al crimen organizado de la época, el por entonces presidente de Italia, Giovanni Gronchi, preguntó a sus agentes qué querían como regalo.

La respuesta de uno de los policías presentes, en tono de broma, fue "Una Ferrari". Gronchi se lo tomó en serio y se puso en contacto con Enzo Ferrari, quien pensó que era una buena jugada dotar de alguno de sus coches a la Squadra, ya que quizá muchas otras comisarías del país podrían querer Cavallinos.

Ferrari preparó dos 250 GTE para la policía de Roma, aunque desafortunadamente, una de las unidades quedó destrozada en un fatídico accidente el mismo día en que se probaban por primera vez los vehículos en la capital italiana. Los restos del accidente se trasladaron a Módena, donde se procedió a la destrucción del chasis frente al propio Ferrari, que era un hombre muy supersticioso.

Tras el incidente, algunos miembros de la Squadra fueron invitados a Maranello para realizar un curso de conducción, en el que uno de los agentes destacó especialmente por su rapidez. Su nombre era Maresciallo Spatafora, y Enzo Ferrari llegó a proponerle incluso que participara como piloto en alguna carrera, representando a la marca, aunque el policía rechazó la oferta.

El Ferrari 250 GTE estuvo en servicio desde diciembre de 1962 hasta 1968, tiempo durante el cual se hizo famoso en toda Roma por lo difícil que resultaba a los maleantes escapar de Spatafora y su máquina. A día de hoy el coche todavía conserva marcas de uno de los sucesos más memorables de su corta historia: la bajada de las escalinatas de la Plaza de España, en Roma, persiguiendo a un criminal francés.

Toda esta historia nos la cuenta el actual dueño del vehículo, cuyo padre compró esta joya en una subasta del Ministerio del Interior italiano en 1972. No te pierdas el magnífico vídeo preparado por Petrolicious. ¡A disfrutar!

Vídeo | "Youtube":https://www.youtube.com/watch?v=9RUTjFlI_MI Vía | "Carscoops":http://www.carscoops.com/2013/08/1962-ferrari-250-gte-has-to-be-coolest.html

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos