Compartir
Publicidad
Publicidad

Antiprueba de Fifth Gear: a.d. Tramontana R Edition

Guardar
42 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Más de uno pensará que un coche como este es irracional, una gran tontería, un desfalco. Biplaza, motor V12 de 720 CV, el peso de un utilitario, maletero prácticamente nulo, y caro de narices (más de 500.000 euros). Pues a más de un tío inflado de pasta vería en este coche una manera de vivir sensaciones intensas que ni las de Durex Play.

Cuando empiezo a ver esta prueba de Fifth Gear estaba esperando algo apoteósico, emocionarme, ver goma quemada y sentir rabia y envidia por no poder experimentar eso en persona. Tom Ford consigue que le dejen una unidad del Tramontana recién matriculado, un GMH. Pudo darse unas vueltecitas por ahí... con niñera.

Un piloto de pruebas de la casa acompaña en todo momento a Ford, que se porta como un buen chico al que le dejan un coche en el Salón del Automóvil para probarlo. El vídeo dura unos 4 minutos largos, y aburre como un videoclip de Leonard Cohen. Todo el rato por carretera pública y a ritmo normal, un vídeo digno de un Ecomotive y derivados.

¿Pero qué diantres es esto? Esperaba como mínimo que pasase por manos más técnicas, como las de Vicky Butler-Henderson, poniendo el coche en aprietos en circuito cerrado (evidentemente en carretera pública eso no me molaría verlo). Pues no, me encuentro con un vídeo soso e insulso, no está al nivel del programa.

¿Culpa de Fifth Gear o de la marca del coche? He estado mirando por la red a ver qué encontraba y localicé una prueba de Autoweek en holandés de hace dos años, pero la acabé pillando subtitulada al inglés. El periodista de turno se dirige a un circuito tipo oval de los años 20 en España que no tenía ni idea que existía.

Después de ver lo molón que es el coche parado, dando cifras y haciendo planos cortos de sus detalles, una vueltecita a trote de hypermiler sin un solo acelerón. Entiendo que las unidades de prensa de este coche con un poquito caras, pero para un periodista del motor es lo más parecido a ir una rueda de prensa en la que no hay preguntas.

Seguí buscando y encontré lo que tiene toda la pinta de ser un vídeo oficial de la marca. Dura poco, es una mezcla de poesía visual y dramatismo que desemboca en un momento muy “Fast and The Furious” en el Circuit de Catalunya. Al menos ahí sí que se puede oír un poco el coche y emocionarnos un poco.

Ahora bien, aun viendo estas tres cosas, me sobran 500.000 euros y no me vería tentado ni a probarlo, sabiendo que hay valores “seguros” en los que ese dinero estaría muy bien invertido. Así no creo que se forje una buena imagen de marca. ¿Vosotros qué pensáis?

Un saludo para Joan Carles
Vídeo | Youtube
En Motorpasión | a.d. Tramontana R edition

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos