Por qué cortar la hierba si la puedes quemar con este cortacésped al que han adosado un V8

Por qué cortar la hierba si la puedes quemar con este cortacésped al que han adosado un V8
1 comentario

La modificación de un cortacésped al más puro estilo hot rod la vemos como algo extravagante por estos lares, pero no ocurre así al otro lado del charco. Y es precisamente lo que es nuestro ahora protagonista: un viejo cortascésped al que han colocado un estupendo motor V8.

Es obra de Tyler Fenwick y se está dedicando a mostrarlo en citas muy a la americana como es el LS Fest, que ha celebrado recientemente una nueva edición en Kentucky. Y, básicamente, ha pasado de cortar la hierba a quemarla. Literalmente.

Cuando tienes un viejo cortacésped y te topas con el motor de un Chevy

Como comenta Fenwick en el vídeo publicado por Holley, que es el organizador del evento, este cortacésped Murray pertenecía a su familia desde que él era pequeño.

Durante años cumplió con su cometido, hasta que la parte trasera reventó. Pero, quizá ante una epifanía de que aún podía tener futuro o bien por puro cariño, se resistieron a llevarlo a un desguace y lo dejaron cogiendo óxido en el bosque, cerca de su jardín.

Un buen día, Fenwick se topó precisamente en un desguace con un motor LS V8 de 5.3 litros, que había pertenecido a una Chevrolet Silverado. Y se le encendió la bombilla: "Tenemos un cortacésped y un LS, ¡tratemos de construirlo", le dijo a su padre.

Ambos han estado trabajando cerca de un año para calzar este V8 en el Murray, pero también añadiendo otros elementos propios de un automóvil. "Tiene radiador, alternador, dirección, suspensión... todo". Aunque reconoce que la dirección va algo justa, como también el cambio acoplado en el antes elevador, pues patina en cada marcha.

Si bien han mantenido las cuchillas, están desconectadas, por lo que este Murray ya no corta brizna de césped alguna. A cambio, ahora puede quemarlo. "Es terrorífico", comenta entre risas Fenwick.

Cortacésped Murray V8

No explica si por las llamas saliendo del tubo de escape o simplemente por el calor que desprende la mecánica que queda al aire, pero comenta que lo deja chamuscado si se pasa con el acelerador.

No obstante, se están planteando seguir con las modificaciones para que vuelva a ser capaz de trasquilar el verde. Aunque sea ocasionalmente. Sea como fuere este Murray ya ha dejado de ser una máquina agrícola para convertirse en algo mucho más bruto, capaz de alcanzar hasta 40 km/h sobre hierba.

Si bien está lejos de los casi 200 km/h firmados por el Honda Mean Mower no hay que olvidar que este Murray V8 ha nacido en el garaje de una casa. Están locos estos americanos.

Temas