Compartir
Publicidad
Publicidad

¡Ofertón! El típico Citroën 2CV con alma de Chevrolet V8 que te llevarías a casa puede ser tuyo

¡Ofertón! El típico Citroën 2CV con alma de Chevrolet V8 que te llevarías a casa puede ser tuyo
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Admítelo: el Citroën 2CV tiene su punto como clásico mono, pero si le hacemos una serie de operaciones a corazón abierto y le ponemos de aquí y le sacamos de allá, seguro que te lo llevas a casa. Lleva encima chasis de pick-up Chevrolet S-10 de 1988, transmisión de convertidor de par Turbo-Hydramatic 700R4, medio millón de retoques sobre un motor V8 formado por bancadas Chevrolet 350 de principios de los 70, miles de horas invertidas, y todo eso.

La base es un Citroën 2CV de 1967. Pero el vendedor ofrece mucho más que eso. Un one-off y un one-of-a-kind en toda regla: Chevy 2CV de pura cepa.

Mejor que nuevo

02

Se expuso en el Detroit Autorama de 2014 y poco más. Su propietario comenta que apenas ha recorrido 100 millas (161 kilómetros) para comprobar que todo funciona, y ya. Tiene alguna cosilla pendiente de acabar, pero lo ha tenido que dejar por problemas de salud. Así que lo vende, según dice, por lo que costaría un simple Citroën 2CV restaurado.

Citroën 2CV El interior sigue siendo tan espartano como en el Citroën original.

Por cierto, el tipo pide 17.000 dólares (14.500 euros), pero exige que el pago se realice en efectivo. Ni cheques ni gaitas: cash contante y sonante, por si acaso, que nunca se sabe. ¿A que suena totalmente apetecible como negocio?

Todo esto, gracias a Top Gear, que lo ha encontrado en el baúl de la locura que es a veces craigslist, en este caso en la sección de Detroit. En este último enlace puedes encontrar todos los detalles sobre el minucioso trabajo mecánico llevado a cabo por el propietario de este insólito ornitorrinco del asfalto.

Si te sabe a poco, siempre te quedará la Citroën 2CV Furgoneta hibridada con un Ferrari F355

Citroën 2CV Ferrari F355

Las comparaciones son odiosas, pero hay gente pa tó. El caso es que aquel bendito cruce entre Citroën 2CV Furgoneta y Ferrari F355 puede hacer las delicias de quienes no hayan tenido suficiente con el injerto del día que es el Chevy 2CV. Ya es bien cierto que quien no encuentra su coche ideal es porque no quiere.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos