Compartir
Publicidad

Reino Unido quiere que dejes de conducir, poniendo 460 millones para conducción autónoma

Reino Unido quiere que dejes de conducir, poniendo 460 millones para conducción autónoma
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabiendo que dos de los puntales que sustentan el futuro de la automoción del futuro es la conducción autónoma y las propulsiones alternativas, Reino Unido quiere encabezar esta andadura. Para lograrlo, el gobierno británico ha aprobado una partida de 390 millones de libras esterlinas (460 millones de euros) en el desarrollo de sistemas autónomos y vehículos eléctricos.

El encargado de hacer este anuncio ha sido el ministro de finanzas Philip Hammond, dentro del marco de los presupuestos anuales aprobados para el ejercicio próximo. Con unas escuetas pero rotundas palabras del ministro, Hammond ha aseverado que "tenemos que ponernos al frente de la tecnología para vehículos de bajas emisiones y de conducción autónoma".

Muchos millones a repartir entre pocos fabricantes

Land Rover autónomo

Además de la creación de este fondo, también se encargarán de apoyar a las con una aportación del 100% del capital necesario para la creación de la infraestructura que requieren los vehículos eléctricos.

Jaguar Land Rover será probablemente la principal compañía beneficiada con esta aportación, ya que es la principal marca de las islas y la que lidera el desarrollo de tecnologías de este tipo. De hecho ya está haciendo progresos con vehículos autónomos y conectados tanto dentro como fuera de las carreteras del Reino Unido.

Jaguar I-Pace Concept

Dentro de esta evolución de los coches británicos, Jaguar ha confirmado que en 2018 lanzarán su primer vehículo 100% eléctrico, el Jaguar I-Pace. Lo que no concuerda mucho con los planes del gobierno inglés es que mientras que muchos de los coches de Jaguar Land Rover son producidos en tierras británicas, el I-Pace será montado en Austria por Magna Steyr.

En cualquier caso y pese a que la pasión y la tradición británica en el sector de la automoción tienen mucho peso, tienen mucho trabajo por delante si quieren plantar cara de forma seria y consistente tanto a los todopoderosos fabricantes europeos como a los americanos, y sin perder de vista a los asiáticos.

En Motorpasión | La conducción autónoma, paso a paso: del conductor humano al coche que se conduce él solo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio