Compartir
Publicidad

Los coches autónomos de Uber vuelven a la circulación tres días después del accidente en Arizona

Los coches autónomos de Uber vuelven a la circulación tres días después del accidente en Arizona
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras el accidente que sufrió el coche autónomo de Uber hace unos días en Tempe, Arizona, la compañía anunció que iba a retirar temporalmente su flota de Volvo XC90 del programa de pruebas. A pesar de que la policía concluyó que la culpa había sido del otro conductor, se determinó que era más seguro retiralos de la circulación.

Sin embargo, tal y como informa Reuters, la compañía de San Francisco ha decidido reanudar su programa de vehículos autónomos y devolver a las calles de Tempe, San Francisco y Pittsburgh su flota. Lo cierto es que la conducción humana provoca más accidentes que la autónoma, sin embargo informes de Uber han revelado que sus coches aún están a un largo camino de prescindir de un conductor.

El Volvo XC90 autónomo que se encontraba en su fase de pruebas recibió el viernes el violento impacto de otro vehículo convencional al hacer un giro. El incidente provocó que el Volvo, que pesa más de dos toneladas, acabara volcado. Al volante del mismo viajaba un empleado de la compañía junto a un ingeniero, que, al igual que el ocupante del otro coche, no resultaron heridos.

Aunque esto le hace un flaco favor a la ya maltrecha reputación de la compañía, lo cierto es que sin este tipo de pruebas ensayo-error resulta imposible avanzar en la esfera de la conducción autónoma. Para conseguir que resulten seguros, su tecnología debe ser probada en un entorno normalizado para descubrir de qué forma se integra con el resto de vehículos.

Uber Pruebas

Por ahora, Uber no solo debe conseguir reducir el número de intervenciones humanas en sus coches autónomos. Hace unos días su presidente, Jeff Jones, abandonó la compañía tras seis meses en el cargo y a finales de febrero de 2017, Waymo interpuso una demanda en contra de Uber y Otto, su división de camiones autónomos, donde se alega que la compañía de transporte robó importantes documentos clave.

La batalla se ha intensificado y ahora Waymo pide bloquear las operaciones de Uber en coches autónomos. A todo esto, su CEO, Travis Kalanick, se vio en vuelto en una polémica por discutir con un conductor de su servicio que le acusó de arruinarle, y la guerra que le ha declarado el sector de taxi tampoco ayuda a apaciguar las aguas. ¿Podrá Uber reanudar su investigación antes de que vuelva a saltar a las portadas?

Vía | Reuters
En Motorpasión | El coche autónomo de Uber precisa de la intervención humana cada dos kilómetros | No ha sido su culpa, pero tras otro incidente Uber también retira sus coches autónomos de Arizona

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos