Compartir
Publicidad
¿Existen los 'millennial' del motor?
Tecnología

¿Existen los 'millennial' del motor?

Publicidad
Publicidad

Atento a la pregunta, que encierra más de lo que parece. Para empezar, qué es un millennial. Pues bien, allende los mares se ha puesto de moda el termino millennials para definir a esa generación de jóvenes nacidos más o menos en la década de los años 80 y que se hicieron mayores de edad más o menos en el cambio de siglo, y de milenio, ese que al final no trajo ninguna debacle informática.

Hay quien amplía un poco la generación e incluye también a los nacidos en los años 90. A esta generación de los millennial también se le suele llamar generación Y o generación del milenio. Más allá de fechas, la cuestión más importante es que los jóvenes de esta generación comparten ciertos rasgos, características, costumbres y gustos, que tienen que ver con el mundo en el que les ha tocado crecer.

Iam

La generación de internet en todas partes

Estamos hablando de una generación que ha crecido rodeada de electrónica de todo tipo, y de ordenadores en particular, que utiliza internet de manera nativa y que es muy raro ver sin un smartphone en la mano. Es una generación que entiende que el mundo es global, que utiliza las redes sociales, que tiene más estudios y formación académica y que en general es más tolerante, abierta y respetuosa con el medio ambiente.

Pero también es la generación de jóvenes que vieron llegar la grave crisis económica y financiera del año 2007, que todavía dura hoy, es una generación que sufre un alto porcentaje de paro y es una generación que, paradójicamente, aunque esté más formada tiene más problemas para encontrar un empleo. En España suele coincidir esta generación de millennials con los mileuristas (aunque incluso ya cuesta ser mileurista y todo).

Y esto también afecta al mundo del motor. ¿Sigue teniendo esta generación el mismo interés por los coches que tenía la anterior? ¿Tiene capacidad económica suficiente para comprar uno? ¿Le atrae el mismo tipo de coches? ¿Qué valoran más del coche? ¿Qué cosas no deben faltar?

Android Auto 1

El interés por los coches ha disminuido

Varios estudios de mercado sugieren que las cosas han cambiando. Mientras que hace unos años casi todo joven deseaba conducir y tener coche, sobre todo como símbolo de libertad, de mayoría de edad y de independencia (aunque fuera todavía relativa), ahora eso ya no es así. Resulta que ha bajado el porcentaje de coches nuevos que se venden a jóvenes alrededor de un 30%.

Hay varios motivos para que suceda esto: las principales son que los jóvenes tardan más en irse de casa de sus padres, y que no tienen capacidad económica suficiente para comprarse un coche. Aquí entramos en un terreno delicado pues la mejor solución para vender productos y aumentar el consumo, y en particular vender más coches, es que los consumidores, y en este caso los jóvenes, tengan mejores sueldos que les permitan poder gastar dinero en otras cosas que no sean lo imprescindible. Pero el contexto actual, mayoritariamente, viene a ser el opuesto.

Pero además de esto, también hay estudios que muestran que ha bajado el apego por el coche: las marcas constantan que se venden menos coches a jóvenes, e incluso el permiso de conducir se obtiene más tarde. También la mentalidad va cambiando y se le da menos importancia a la propiedad, y se piensa más en otras opciones como el coche compartido, ya sea tipo car sharing (alquiler) o ride sharing (viajar acompañado, con fórmulas tipo blablacar, etcétera).

Opel Adam 650 07 1

Es una generación más urbana

También cambia en el sentido de que se valora también más vivir cerca o en el centro de la ciudad, donde haya más vidilla, y no tanto el vivir a las afueras, y de esta manera el coche suele ser menos útil, pues al final implica meterse en atascos de tráfico a diario. La mentalidad en lo que respecta a ir a pie a los sitios, utilizar la bici, o emplear el transporte público, también han cambiado y se prefiere.

Ese componente de libertad e independencia que le daba el coche a los jóvenes durante mucho tiempo, ahora los millennials lo suelen encontrar en una conexión a internet, en un ordenador, un tablet o un teléfono, con los que poder hablar en cualquier momento con cualquier persona, también por videollamada, buscar cualquier tipo de información o ver cualquier vídeo.

Ojo porque algún estudio sugiere que alrededor del 40% de esos jovenes millennials encuentran mucho más problemático quedarse sin su smartphone que quedarse sin coche.

Peugeot 208 Ergonomia

Ponme un tablet en el coche

En un escenario así, los fabricantes de coches intentan tomar medidas y hacer algo más atractivos sus coches a esta generación. Hay varias estrategias, reforzar los coches más pequeños y asequibles, que haya más oferta, intentar estéticas más atractivas, probar nuevos diseños y tipos, por ejemplo los SUV pequeños, ofrecer más opciones de personalización, y añadir tecnología de esa con la que los millennials se sienten cómodos.

¿Os habéis fijado en el interés cada vez mayor de cada vez más marcas, por incorporar sistemas multimedia, pantallas táctiles, sistemas de control por voz para el teléfono, conexión a internet y aplicaciones para smartphone que nos conecten con el coche?

Pues además de por el propio devenir tecnológico, todo apunta también en la dirección de que se intenta atraer a estos jóvenes. ¿Lo conseguirán las marcas? Es un poco pronto para decirlo.

Tal vez al dar la posibilidad de cargar con tenología conectada los coches nuevos, esta generación de millennials tan acostumbrados a ella vuelvan a sentir deseos de tener coche, un coche un poco diferente a cómo era antes, claro, y quizás sea un nuevo usuario, y entre otros, como los petrolhead, o los hypermillers, aparezca este nuevo tipo, el de los millennial del motor.

Por cierto, si queréis saber si sois más o menos millennial, aunque sea por curiosidad, podéis hacer este cuestionario, y obtener una puntuación final.

Enlace | Pew Research Center
En Motorpasión | Entre tus amigos y tú, ¿qué valoráis más, el móvil o el coche?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio