Compartir
Publicidad

Un atajo para iPhone permite enviar una alerta y empezar a grabar si te detiene la policía con el coche

Un atajo para iPhone permite enviar una alerta y empezar a grabar si te detiene la policía con el coche
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los 'Shortcuts' o atajos han aterrizado este año para iPhone. Se trata de una nueva función del sistema móvil de Apple que permite automatizar tareas con un solo botón o comando de voz, como poner música o abrir el correo. Pero un fan de Apple llamado Robert Petersen ha creado el atajo 'Police' para ser usado en caso de detención.

Tal y como describe en Reddit, esta función pausa cualquier música que se esté reproduciendo, baja el brillo y envía un mensaje al contacto que elijas, haciéndole saber que estás siendo detenido y cuál es tu ubicación actual. Algo bastante útil en un país como Estados Unidos.

"Siri, me están deteniendo"

Siri

Este atajo permite 'controlar' lo que sucede durante una detención: cuando se activa a través de Siri, conecta el modo 'no molestar', avisa al contacto elegido de la situación y de tu localización y comienza a grabar con la cámara frontal, o trasera según la personalización que se haga. Una vez que haya dejado de grabar se puede enviar un mensaje de texto o correo electrónico con el vídeo.

Según se desprende el hilo en Reddit, la función de bajar el brillo de la pantalla responde precisamente a la clandestinidad de la grabación, de forma que el agente no se percate de que está siendo grabado.

El único requisito para instalar estas funcionalidades es tener iOS 12 y la app Atajos instalada. Tal y como explica Petersen, el atajo es personalizable y se pueden crear al gusto sin necesidad de ser expertos en iOS.

Para evitar activar esta funcionalidad accidentalmente, a su creador le han propuesto crear un mensaje de seguridad tipo "¿Estas seguro?", pero él lo utiliza a través del comando de voz "Siri, estoy siendo detenido", por lo que hay poca posibilidad de pronunciar esta frase accidentalmente.

Un estudio de la Universidad de Harvard y The Guardian desveló que más de la mitad de las muertes a manos de la policía en Estados Unidos durante 2015 no figuraron en las estadísticas, un problema que se agudiza en las jurisdicciones más pobres.

En 2017 Donald Trump anunció que reduciría la vigilancia de los abusos policiales, por lo que el Departamento de Justicia dejará de investigar a los cuerpos locales. Mientras, los patrones de abuso contra la población estadounidense, especialmente la más vulnerable a nivel socioeconómico y más discriminada, se perpetúan.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio