Si las marcas europeas huyen de Rusia, Rusia se inventa su propio SUV de ultralujo con un parecido más que razonable

Si las marcas europeas huyen de Rusia, Rusia se inventa su propio SUV de ultralujo con un parecido más que razonable
16 comentarios

La práctica totalidad de marcas occidentales, surcoreanas y japonesas de coches han abandonado el mercado ruso tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

De Renault que tuvo que vender sus fábricas y Lada por un rublo simbólico hasta Suzuki que ha dejado de vender desde el primer día pasando por BMW que cerró su fábrica de Kaliningrado, en Rusia no queda una marca, incluida las de lujo.

Y eso ha dejado los oligarcas rusos sin la posibilidad de comprarse un nuevo Aston Martin DBX o Mercedes-Maybach GLS para moverse por Moscú o San Petersburgo. Que no cunda el pánico, he aquí el nuevo Aurus Komendant, creado y fabricado, con suerte, a partir de 2023 en la madre patria Rusia.

El nombre de este SUV Komendant, ya lo dice todo. La traducción es evidente y queda claro que se trata de alarde de patriotismo primario aplicado al automóvil. Es una manera nada sutil de decirle a los Bentley Bentayga y Rolls-Royce Cullinan que vuelvan al patio de los pequeños y que dejen jugar a los grandes.

Más de 3 toneladas y 600 CV, pero con motorcillo eléctrico de 67 CV

Aurus Komendant

Y grande, el Aurus Komendant lo es. Tanto que es prácticamente gigante. Con una longitud de 5,38 metros y un peso de 3,3 toneladas, este imponente SUV se ríe de los SUV de lujo británicos y del Mercedes-Maybach GLS, que rondan todos las 2,8 toneladas.

Aurus Komendant

Los equipos de Aurus no han escatimado en el diseño macizo, con aires nada escondidos de Rolls-Royce Cullinan y toques de Bentley, de su nuevo modelo. Lo mismo ocurre en el interior, con un inmenso habitáculo, revestido de cuero y equipado con todos los equipos de tecnología y de confort que el oligarca de turno pueda desear.

Aurus Komendant

Nos encontramos bajo el capó con la misma sutileza que en el exterior. Equipa un motor gasolina V8 de 4,4 litros de cilindrada y diseñado en su día con la ayuda de Porsche para la limusina Aurus Senat, aunque su fabricación corre a cargo de Kamaz. Desarrolla la friolera de 600 CV, con la ayuda de un motor eléctrico de 67 CV.

Aurus Komendant

El potente V8 va asociado a una transmisión automática de nueve velocidades "diseñada en Rusia", asegura la marca. Aunque la carrocería no parece muy aerodinámica, este gigantesco SUV podría acelerar de 0 a 100 km/h en 6 segundos.

En cuanto al precio, en Rusia, el Aurus Komendant cuesta unos 34 millones de rublos, es decir, unos 600.000 euros. En principio, el Komendant se ensamblará junto al Senat en la factoría de Ford Sollers en Yelabuga, en Tartaristán, donde hasta hace unos meses también se fabricaban los Ford Explorer para el mercado local.

Queda por ver cómo se las arreglará Aurus Motors para fabricar este modelo sabiendo que Rusia está sometida a numerosos bloqueos y sanciones.

Aurus Komendant 41

Así, los rusos no tienen más remedio que producir localmente y, he ahí el reto, utilizando componentes que no pueden venir de Europa o Estados Unidos, al menos por una vía que no sea la del mercado negro.

Temas