Compartir
Publicidad

Koenigsegg publica en un doloroso vídeo todas las torturas a las que puede ser sometido un Regera

Koenigsegg publica en un doloroso vídeo todas las torturas a las que puede ser sometido un Regera
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Entendemos que estas fechas son para el disfrute y la relajación (o todo lo contrario), y que lo que te traemos a continuación no es precisamente relajante (de hecho, si subes el volumen asegúrate de hacerte con una gorra en tu camino a Fabrik). El caso es que Koenigsegg ha querido celebrar un millón de seguidores en su cuenta de Instagram con un regalo envenenado: el vídeo de las pruebas de choque y seguridad que se aplican al salvaje Koenigsegg Regera.

Los 1.510 CV del Regera han sido maltratados en choques frontales, laterales, bordillos, portazos, martillazos, todo acompañado de una banda sonora la mar de estimulante. Sufre, sufre.

Inquebrantable fibra de carbono

regera

Gracias a la fibra de carbono, el superdeportivo parece no sucumbir en exceso a los golpes a martillazo limpio, ni siquiera a los portazos que brindan a sus preciosas puertas robotizadas. Eso sí, a la hora de subir alegremente por la acera, el sonido dista de ser agradable.

Por si no recuerdas las salvajes cifras del Koenigsegg Regera, te diremos que además de ese millar y medio de caballos de potencia, también tiene un espectacular par máximo de 2.000 NM y pesa sólo 1.420 kilogramos. Lo más curioso de todo es su transmisión Direct Drive, que prescinde de caja de cambios, gracias a la combinación de un poderoso motor V8 y tres propulsores eléctricos.

El ambicioso constructor sueco fabricó solo 80 unidades del Regera y las vendió por 1,9 millones de dólares cada una. Sin embargo, la producción limitada y el precio astronómico no impidieron que la compañía realizara estas pruebas de choque en el superdeportivo híbrido enchufable.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio