Compartir
Publicidad

IFR Aspid GT-21 Invictus

IFR Aspid GT-21 Invictus
68 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo que no hablamos de IFR Automotive, un fabricante español que dio que hablar al presentar en 2008 su demostrador tecnológico IFR Aspid Super Sport en el Salón de Londres. Es un fabricante en intenciones, porque de momento no tienen ni fábrica, se está debatiendo aún con los inversores.

Lo que vemos aquí es el Aspid GT-21 Invictus, un batmóvil GT que promete emociones muy fuertes. Movido por motores BMW V8 de 450 caballos, no llegan a la tonelada en seco, y encima tienen hibridación. Pueden alcanzar los 300 km/h (a saber dónde) y alcanzar los 100 km/h en menos de 3 segundos.

El GT-21 mide 4,47 metros de largo, 1,90 de ancho y 1,22 de alto, es muy compacto pero ofrece cuatro plazas (las traseras pequeñitas, un 2+2). Es un deportivo de fabricación artesanal, y no será asequible, como pasa con los a.d. Tramontana. Sirve tanto para carretera como para circuito, un bólido legal.

Aspid GT-21 Invictus

Según el plan, el GT-21 se empezará a fabricar antes de 2014 y contará con una red europea de 20 concesionarios. Crearán 100 puestos de trabajo de alta cualificación, es muy valiente meterse en este berenjenal en plena crisis económica, aunque también ayuda que el cliente potencial no suele ser español.

Se fabrica en la modalidad monopuesto, se ofrecen hasta 100 posibilidades de personalización al cliente. Si se desea, se puede recoger en la fábrica junto con un libro de recuerdo de cómo se fue construyendo el coche firmado por los operarios que le dieron la vida. Muy romántico, a muchos nos gustaría tener semejante documento.

La personalización llega al nivel de las geometrías, ajustes de la electrónica, estética… para hacer coches totalmente personalizados y al gusto del comprador. En este nivel de precios y con una producción artesanal, es un capricho plausible. Es como comprar un traje de seda que encaje perfectamente en nuestro cuerpo, hecho por un sastre.

¿Qué cambia respecto al Aspid SS? Diseño aparte, hay 700 mm de diferencia en longitud, para así tener mejor acceso al interior y dirigirse a oponentes más grandes. De hecho, quiere ser competitivo hasta en el exigente mercado norteamericano. Esperemos que esta empresa logre sus objetivos y refuerce nuestro carácter como país constructor que tanta gloria dio en el pasado.

Y de regalo, un trailer

¿A que mola? Pues a ahorrar.

Vídeo | Youtube

En Motorpasión | IFR Aspid (2008), Aspid, deportivo español (2008)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos