Compartir
Publicidad
Publicidad

Bentley Continental GT3-R

Bentley Continental GT3-R
Guardar
24 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Limitado a únicamente 300 unidades y ya disponible para reserva, Bentley presenta la versión más radical de la familia Continental, el Bentley Continental GT3-R, basado precisamente en la variante GT3 de competición, que este año en el circuito de Silverstone ha conseguido la primera victoria británica para Bentley en 84 años.

Según la compañía, el Continental GT3-R es el GT definitivo. Monta el motor 4.0 litros V8 Biturbo, aunque con una potencia de 580 CV a 6.000 RPM y, además, pesa 100 kilogramos menos que un GT V8 S y tiene relaciones de cambio más cortas, por lo que se convierte en el Bentley de producción con mayor aceleración: 0-100 km/h en 3,8 segundos.

Fabricado en la sede de Crewe y acabado por Bentley Motorsport, el Continental GT3-R recibe una versión revisada del motor 4.0 V8 biturbo que genera 700 Nm de par motor máximo desde 1.700 vueltas y se combina con un cambio ZF de 8 velocidades que incorpora levas tras el volante.

Bentley Continental GT3-R

Equipa también un renovado sistema de tracción total con Torque Vectoring, que reparte el par motor entre las ruedas traseras, así como un chasis puesto a punto "para ser el Bentley de calle más dinámico y eficaz". A cargo de la frenada queda un equipo de enormes discos carbocerámicos (CSiC o Carbon Silicon Carbide) de 420 mm y 356 mm (delante y detrás), junto a pinzas de ocho pistones.

Tanto el nuevo escape de titanio (que ahorra 7 kilogramos) como las llantas de aleación ligera de 21 pulgadas acabadas en negro brillante, o el hecho de prescindir de asientos traseros, contribuyen al adelgazamiento del modelo, que aún así pesa 2.195 kilogramos y homologa un consumo de 12,7 litros a los cien kilómetros.

A nivel estético recibe elementos aerodinámicos en fibra de carbono como el splitter delantero o el alerón trasero fijo, nuevas entradas de aire en el capó, parrilla matrix, una pintura blanca con gráficos y franjas en color verde, y detalles a juego con las llantas, acabados en negro brillante.

Bentley Continental GT3-R

En el habitáculo toman protagonismo los dos asientos fabricados a mano y recubiertos de cuero y alcántara, volante y pomo forrados en éste último material, así como salpicadero y paneles de puertas de fibra de carbono. El toque de color lo aporta la decoración en verde, que se extiende por todo el interior, incluídos distintivos GT3-R bordados en los reposacabezas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos