Compartir
Publicidad

A Red Bull se le han escapado algunos detalles del AM-RB 001, ¿sin querer?

A Red Bull se le han escapado algunos detalles del AM-RB 001, ¿sin querer?
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A principios del mes de julio conocíamos la estrecha colaboración entre Aston Martin y Red Bull para materializar un supercoche a medio camino entre los vehículos de producción y los Fórmula 1. El AM-RB 001 empezará a entregarse a principios de 2018 y con mucho camino aún por recorrer se han podido filtrar involuntariamente algunos detalles.

En una oferta de trabajo publicada en la página de Red Bull hemos podido ver que están buscando ingenieros de los deportes del motor y la industria de la automoción con experiencia en sistemas híbridos y suspensiones semi-activas. Si estas pistas fueran encaminadas al AM-RB 001 final tendríamos un coche que se parecería mucho a un F1.

Más rápido que un Fórmula 1

Am Rb 001 1

El diseño de las suspensiones del 001 combinaría principios ya utilizados en competición por Adrian Newey en sus 30 años de experiencia pero con un compromiso entre efectividad y comodidad desconocido. Para ello utilizarían un nuevo esquema semi-activo, con amortiguadores tradicionales con ajustes electrónicos, distinto al activo que emplea Aston Martin en sus deportivos actuales.

Quizá no suene nada revolucionario, pero con Newey detrás del proyecto es casi seguro que nos encontraremos con unas soluciones nunca vistas hasta la fecha en un coche que rondará un precio situado entre los dos y los tres millones de libras.

Am Rb 001

También sabemos que el motor será un V12 capaz de girar muy alto de revoluciones y, viendo que buscan ingenieros que entiendan de sistemas de propulsión híbrida, ya tenemos garantizado el uso de motores eléctricos. La duda viene ahora en saber si enfocarán la hibridación como un coche de calle o si se decantarán hacia el planteamiento MGU de los Fórmula 1.

En cualquier caso, la potencia estimada que tendrá el AM-RB 001 cuando pise las calles (o los circuitos) será superior a los 1.000 CV de potencia para un peso sobre la báscula que no deberá alejarse demasiado de los 1.000 kg.

En su día afirmaron que el supercoche fruto de la primera colaboración entre Aston Martin y Red Bull será más rápido en circuito que un Fórmula 1 actual. ¿Se habrán pasado poniendo el listón tan alto?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio