Compartir
Publicidad

Un fallo de producción obliga a achatarrar 293 coches Subaru por resultar inservibles y ser irreparables

Un fallo de producción obliga a achatarrar 293 coches Subaru por resultar inservibles y ser irreparables
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy en día estamos habituados a que los fabricantes de automóviles realicen llamadas a revisión para sus modelos con el objetivo de arreglar fallos o solventar cualquier tipo de problema que se haya detectado en sus coches, pero hay ocasiones en las que, directamente, son irreparables.

Esto es lo que ha ocurrido en Estados Unidos con 293 todocaminos Subaru Ascent, que debido a un fallo en la programación de los robots de la factoría que los fabrica, resultan ser completamente inservibles y desde luego no aptos para su venta, por lo que su destino es el desguace.

Estas unidades del Subaru Ascent, fabricadas entre el 13 y el 21 de julio en la factoría de Subaru of Indiana Automotive en Lafayette, Indiana (EE.UU), serán destruidas debido a que adolecen de un fallo bastante serio: faltan puntos de soldadura críticos para la seguridad de los vehículos, algo provocado por un fallo en el código de programación de los robots encargados de dichas soldaduras.

Subaru Ascent

La seguridad, ante todo

Según la información proporcionada por Subaru a la NHTSA (National Highway Transportation Safety Administration), los robots de soldadura estaban erróneamente programados y omitieron algunos puntos de soldadura indispensables en el pilar B del Ascent, lo que influye directamente en la robustez estructural del vehículo y por tanto en el nivel de seguridad que ofrece a sus ocupantes.

El fabricante ha afirmado que no hay una solución posible para este fallo, así que todas las unidades afectadas por este error de fabricación tendrán que ser destruidas. Únicamente 9 de estos Ascent defectuosos fueron vendidos a clientes y, por tanto, la tarea de localizarlos ha debido ser fácil. Por supuesto, los compradores recibirán unidades nuevas sin el citado problema.

Quizá lo más curioso de todo es que la firma nipona asegura que no todos los Subaru Ascent fabricados en dichas fechas (entre el 13 y el 21 de julio de este mismo año 2018) se han visto afectados por el fallo, lo cual para nosotros resulta todo un misterio, asumiendo que la programación de los robots debía ser la misma durante todos esos días.

Vía | IEE Spectrum

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio