Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Tiene sentido "legalizar" el exceso de velocidad?

¿Tiene sentido "legalizar" el exceso de velocidad?
Guardar
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Este señor de la izquierda se llama Eugene DiSimone, candidato a gobernador del estado de Nevada (EEUU). Entre las medidas que propone para mejorar la salud de las cuentas estatales, está una contromedida medida recaudatoria sobre la velocidad de los automovilistas… pero no es lo que estáis pensando.

DiSimone plantea pagar una tasa de 25 dólares al día. Los que hayan pasado por caja, podrán circular por las carreteras de la jurisdicción de Nevada hasta 90 millas por hora (145 km/h) sin miedo a ser sancionados ni perseguidos por los coches de policía. Es decir, una tarifa plana para ir más rápido.

Ahora mismo, en dicho estado, el límite es 75 mph, es decir, 120 km/h (seguro que os suena). Existe una pequeña lista de territorios donde el límite legal es 80 mph, es decir, casi 130 km/h. Los usuarios que pagasen dicha tasa tendrían que hacer frente a un gasto superior en combustible, obviamente.

Sin embargo, la medida es controvertida. Cierto es que en EEUU el celo de los agentes de tráfico por vigilar la velocidad es superior que en España, recurren más a la persecución, y no hace falta ir especialmente rápido para ganarse un ticket. Esta medida complicaría las cosas a la policía, ¿a quién persiguen?

Muchos conductores podrían de facto conducir a 145 km/h sin haber pagado la tasa, pues es complicado hacer el seguimiento sin medios informáticos, como lectura de matrículas y comprobación inmediata, apoyada en radares móviles o fijos. De otra forma, no tiene pinta de ser una idea demasiado buena.

En EEUU, los estados disponen de cierto poder, y por eso encontramos otros precedentes de medidas curiosas, como un estado que eliminó los límites de velocidad hasta que el Gobierno federal intervino, u otro estado que ha suprimido todos los radares en su jurisdicción… os lo cuento de memoria.

Carretera del estado de Nevada EEUU

Ahora mismo, en ese país están festejando que han reducido la siniestralidad en autovías hasta los niveles de 1950 durante el año pasado. Elevar los límites de velocidad puede tener como consecuencia un repunte en la siniestralidad según la mayoría de opiniones, aunque las hay al contrario también.

Si esta medida sale adelante, y el Gobierno federal no pone pegas, será un interesante precedente que habrá que estudiar, y ver si ese aumento es tan inofensivo como se cree en algunos estamentos. Ojo, que solo hablamos de que pueda ir más rápido el que pague, sin importar sus habilidades ni ningún otro requisito.

Puestos a hacer algo así, habría que elevar el nivel de exigencia al conductor o a su máquina, pero dejarlo todo en la capacidad económica (saldría a 750 dólares al mes) no es la mejor idea. Es una medida recaudatoria, pero en vez de a la baja, al alza.

Limites de velocidad en Estados Unidos

Fotografía | markhillary (II)
Vía | Autoblog
Fuente | Gino for governor, Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos