Sí, en 1936 había conductores que odiaban a sus perros, y este anuncio lo demuestra

Sí, en 1936 había conductores que odiaban a sus perros, y este anuncio lo demuestra
16 comentarios

Dog Rides Comfortably in Sack on Running Board es uno de esos anuncios que nunca pasarán de moda. Apareció publicado en junio de 1936, y 80 años más tarde sigue sin tener una explicación mínimamente razonable qué pudo inducir a alguien a diseñar y comercializar una mierda como esta. O sí: que la gente que vendía esta cosa odiaba a los perros. Y la gente que lo compraba, más aún.

El planteamiento era sencillo. Se metía al animal en un saco que tenía un agujero para la cabeza y se colocaba sobre el estribo que tenían los coches de la época y hasta bien entrados los años 40. Una vez hecho esto... a viajar.

Dog Sack

Cuando usted lleva a su perro a dar un paseo, pero prefiere no tenerlo dentro del coche, puede viajar con seguridad y cómodamente en este saco, que se lleva en el estribo del coche. La parte inferior del saco queda sujeta al estribo y la parte superior se fija con ganchos a la parte inferior de una ventana abierta y cubierta con un pequeño tubo de goma para evitar que el coche se estropee.

Es maravilloso el detalle de la palabra "sewed" (cosido) al pie del saco, así como diciendo: "¡Eh, que tu perro estará seguro!". En fin...

En Motorpasión | Así es como deberías llevar a tu perro en el coche

Temas
Comentarios cerrados
Inicio