Compartir
Publicidad
Publicidad

La mano dura contra los conductores ebrios da resultados en China

La mano dura contra los conductores ebrios da resultados en China
Guardar
27 Comentarios
Publicidad

Tras varios casos de atropellos provocados por conductores borrachos, las autoridades chinas decidieron que era hora de considerar un delito conducir en estado en embriaguez.

Concretamente, se ha puesto el límite en 0,8 gramos por litro de sangre. La buena noticia es que los resultados que esta medida ha cosechado en las apenas dos semanas que lleva en vigor son realmente buenos.

De hecho, el número de accidentes se ha reducido un 43%, mientras que el número de fallecidos lo ha hecho en un 37,8%. Hay algunos otros datos que ilustran la mejoría en la siniestralidad.

Por ejemplo, el número de conductores sancionados por conducir bajo los efectos del alcohol ha descendido un 35%, y el número de personas heridas tras tener un accidente en el que estaba implicado un conductor ebrio ha descendido un 11,1%, todo según el Ministerio de Seguridad Pública chino.

El problema es que aunque todos nos alegremos por estos buenos datos, puede que todavía sea pronto para sacar conclusiones. La reforma lleva únicamente dos semanas en vigor, y podría haber un efecto rebote (esperemos que no sea así) cuando la medida deje de tener el impacto mediático que ahora mismo ostenta.

Por si acaso el Gobierno chino ha anunciado que la sanción penal conllevará una retirada del permiso de conducir durante un periodo cercano a los cinco años, un aumento brutal respecto al anterior lapso de tiempo establecido, que estaba entre tres y seis meses.

Vía | La información
En Motorpasión | China prepara el autobús a horcajadas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos