Compartir
Publicidad

General Motors puede ser responsable de más de 13 muertes en EEUU por los bombines defectuosos

General Motors puede ser responsable de más de 13 muertes en EEUU por los bombines defectuosos
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El culebrón de los bombines defectuosos queda lejos de estar sentenciado. Hasta la fecha, General Motors admite que han muerto 13 personas a consecuencia del problema. Nos referimos a llaves de contacto que saltaron a "ACC", parando el motor y sistemas de seguridad, como los airbags. Podía ocurrir con un bache o simplemente por el peso del llavero.

La multinacional hizo una reserva de dinero para compensar a las víctimas. El fondo de compensación ha recibido 135 reclamaciones hasta la fecha, según informa CBS. 70 han sido por heridas de diversa gravedad, las otras 65 por víctimas mortales. Ese número es cinco veces más de lo que ha admitido aún General Motors.

El fondo de compensación solo indemnizará a propietarios, familiares o herederos en caso de ser un modelo afectado por la campaña de revisión, o en inglés, un eligible vehicle. Han de investigarse los casos uno por uno para determinar si un bombín defectuoso fue la causa del accidente y posterior fallecimiento.

Bombín de arranque de General Motors

La nueva responsable de General Motors, Mary Barra, ya ha tomado medidas. Se ha despedido a 15 empleados y tomado acciones disciplinarias contra otros cinco, pues está saliendo a la luz que se conocía la existencia del problema y no se llamó a revisión a los coches a tiempo.

Por eso, General Motors ha pagado una multa de 35 millones de dólares al Departamiento de Transporte de EEUU, por hacer las cosas tarde y mal. Varios periodistas y analistas estaban comentando que la cifra de 13 fallecidos era muy conservadora y que seguramente eran más.

Por ejemplo, la misma CBS informó en marzo del caso de Brooke Melton, una enfermera de 29 años. Murió en su Chervrolet Cobalt en una colisión en la que el airbag no saltó, el motor estaba apagado en el momento del accidente. Ya se había quejado anteriormente a un concesionario de GM por haberse quedado sin contacto mientras conducía.


Eso fue en 2010. Brooke Melton no está en la lista de 13 fallecidos admitidos por General Motors, y como el suyo, habrá más casos aún por desvelar. El matiz está en que el accidente de Melton no fue frontal, sino que fue lateral. Estamos en las mismas, los airbags no funcionan en posición "ACC".

Puede que dentro de unos años veamos una película al respecto, habida cuenta de lo que le gusta a Hollywood el género de "peli de juicios". Eso, claro, si a General Motors no le "importa". De momento se van a gastar entre 400 y 600 millones de dólares en indemnizaciones, que implican no litigar contra ellos posteriormente.

Vídeo | Youtube
Vía | Left Lane News
Fuente | CBS News

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos