Compartir
Publicidad
Publicidad
En menos de un minuto vas a entender lo peligroso que es llevar el equipaje de cualquier forma
Seguridad

En menos de un minuto vas a entender lo peligroso que es llevar el equipaje de cualquier forma

Publicidad
Publicidad

Cuando viajamos, es habitual que terminemos llevando más equipaje de la cuenta, y el resultado es que metemos cosas en el coche hasta que ya no caben más. Pero hay que tener cabeza, porque ¿sabes lo que ocurriría con todas esas maletas y objetos que van sin asegurar en la parte trasera en caso de accidente? No te estrujes mucho el coco, que con este vídeo lo vas a pillar rápido.

Mirarás con otros ojos a tus maletas

Gracias a esta pobre familia de dummies que volvía de vacaciones no hace falta explicar demasiado, las imágenes hablan por sí solas. La súbita deceleración del vehículo que se detiene por completo con el impacto hace que los bultos no asegurados a la estructura del vehículo sean empujados hacia delante, agravando considerablemente las consecuencias de un choque que podría no tener consecuencias graves.

Las maletas que van en la zona superior de carga atraviesan el habitáculo con suma facilidad hasta impactar con los ocupantes de la parte delantera, mientras que los bebés dummies de los asientos traseros son espachurrados sin piedad por la carga de la parte inferior. Lo del kayak reconvertido a misil balísitico lo dejamos para otro día.

El equipaje y sus efectos secundarios sobre el vehículo

Equipaje 1

Aparte de lo que supone llevar más carga de la cuenta y sin asegurar en el interior del vehículo en caso de accidente, también debemos tener en cuenta que una carga anómala del vehículo tendrá una influencia directa sobre el comportamiento dinámico del coche, más allá de las discusiones por si llevas demasiado equipaje para tres días que nos vamos.

La primera variable afectada es el peso, aumentando la masa total en movimiento y derivando de forma directa en un incremento de las fuerzas que intervienen en cada operación al volante. Arrancar costará más esfuerzo (y más combustible), necesitaremos más metros para detener el vehículo y la fuerza centrífuga nos querrá llevar con mayor insistencia hacia el exterior de las curvas.

Equipaje 2

En segundo lugar, las geometrías del vehículo también cambian al situar generalmente todo el equipaje en la zona trasera, hundiendo el eje posterior y, en algunos casos, elevando el anterior, lo que también incide de manera relevante en el manejo del coche.

Por su parte, el Reglamento General de Circulación nos dice que debemos ocupar primero la zona de carga con nuestros bártulos y que cuando se llene podremos colocar equipaje en los asientos (siempre que no estén ocupados, claro). Aunque lo más correcto es usar el sentido común y reducir el equipaje todo lo que sea posible para no tener bultos potencialmente peligrosos a nuestro alrededor.

Equipaje

Si aun así tienes que llevar montones de cosas, una baca o un portabultos de esos aerodinámicos tan chulos es una de las soluciones fáciles, rápidas y que encontrarás en cualquier establecimiento si eres de viajar con la casa a cuestas. Incluso un remolque es una solución mucho más segura que quizá te empieces a plantear después de haber visto el vídeo anterior.

Pero tampoco te pases. Debes tener en cuenta que en la ficha técnica hay unos números en que limitan tanto la masa máxima autorizada como la capacidad de remolcado, incluyendo a los ocupantes. Así que ojo, porque si te compras un cofre de techo homologado enorme, con sus soportes correctamente instalados y lo cargas hasta los topes pueden multarte si te pasas de peso, aunque lo estés haciendo todo legal.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos