La DGT pide disciplina de carril y recuerda la necesidad de una conducción 'encarrilada' en ciudad

La DGT pide disciplina de carril y recuerda la necesidad de una conducción 'encarrilada' en ciudad
21 comentarios

El efecto manada, el pasajero bala, el efecto elefante... la DGT encuentra nombres para casi todas las situaciones de peligro potencial que se dan al volante, y la última alude a la necesidad de conducir encarrilado.

Se trata de evitar uno de los comportamientos más habituales en vías urbanas con varios sentidos -donde hay nuevos límites de velocidad máxima- y que sin embargo entorpece la circulación y puede producir alcances.

La clave, tener una trayectoria predecible

La DGT ha querido recordar que, en vías urbanas con dos o más carriles por sentido delimitados, el conductor tiene derecho a ocupar el carril que más le convenga según su destino, pero se debe evitar serpentear entre los vehículos.

Este comportamiento, basado en saltar de un carril a otro en zonas urbanas para ganar tiempo, lo único que hace es entorpecer el tráfico, ya que suelen ser maniobras rápidas en las que además se ocupa la distancia de seguridad del vehículo contiguo, pudiendo provocar alcances por falta de separación.

Por ello, la DGT anima a conducir encarrilado; es decir, seleccionar el carril más conveniente para la ruta con antelación y mantenernos en él, respetando las marcas viales.

¿Cuándo es correcto hacer cambios de carril en ciudad? Para adelantar, parar, estacionar o prepararse para girar.

Y es que mantener una trayectoria predecible y señalizar las maniobras con antelación son prácticas vitales para evitar siniestros viales.

Recordamos que los nuevos límites de velocidad en vías urbanas, que entraron en vigor el pasado 11 de mayo, limitan de forma genérica la circulación a 30, 20 o 50 km/h según el tipo de vía:

  • 20 km/h en vías que dispongan de plataforma única de calzada y acera.
  • 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación.
  • 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.

En Motorpasión | El coche autónomo es un acto de fe tal y como están las cosas, y las leyes de España tienen la culpa

Temas
Inicio