Publicidad

La DGT muestra en vídeo cómo adelantar a un ciclista sin riesgos ni temor a la multa

La DGT muestra en vídeo cómo adelantar a un ciclista sin riesgos ni temor a la multa
33 comentarios

Los adelantamientos temerarios de coches a ciclistas, tristemente, siguen siendo una maniobra reiterada que en ocasiones acaba trágicamente. El año pasado murieron 40 personas que circulaban en bicicleta por las carreteras españolas, cuatro más que en 2018, según los datos (aún provisionales) facilitados por la DGT.

Una tendencia alcista cuya reversión pasa, entre otras cosas, por erradicar los adelantamientos peligrosos e ilegales como el denunciado por los Mossos d'Esquadra en los alrededores de Balaguer (Lleida) hace ya un par de años gracias a las redes sociales, y actuar como lo hizo un conductor que fue grabado por el helicóptero Pegasus, cuya maniobra llegó a ser incluso alabada por la DGT públicamente en su cuenta de Twitter.

En el vídeo difundido, puede verse como un coche de color negro que circula en una carretera de dos carriles y doble sentido topa en su ruta con un ciclista que le precede. En el momento en el que se aproxima, reduce notablemente la velocidad de la marcha y aguarda hasta que los dos vehículos que en ese instante se acercan por el carril del sentido contrario pasan.

Una vez que tiene el camino despejado, inicia una maniobra de adelantamiento a un ciclista perfecta: con la vía despejada, activa el intermitente, e invade todo el carril izquierdo dejando gran distancia de seguridad con respecto al vehículo de dos ruedas. Teniendo en cuenta que la anchura mínima de cada uno de los carriles de una calzada con dos sentidos es 1,5 metros, cumple a la perfección con lo estipulado en la normativa, tal y como recuerda la DGT.

La DGT lo alaba, pero ¿qué dice la Ley al respecto?

Coche Ciclistas Imagen Dgt

El Reglamento General de Circulación en su Artículo 85.4 es explícito en este sentido: "Cuando se adelante fuera de poblado a peatones, animales o a vehículos de dos ruedas o de tracción animal, se deberá realizar la maniobra ocupando parte o la totalidad del carril contiguo de la calzada, siempre y cuando existan las condiciones precisas".

"La separación lateral no será inferior a 1,50 metros. Queda expresamente prohibido adelantar poniendo en peligro o entorpeciendo a ciclistas que circulen en sentido contrario".

En caso de incumplirse la norma, la legislación contempla estas infracciones como graves, lo que supone una multa de 200 euros y la retirada de 4 puntos en el carnet de conducir.

Además, el Artículo 22 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial esclarece que las bicicletas pueden circular en grupos: "El conductor de un vehículo que circule detrás de otro debe dejar entre ambos un espacio libre que le permita detenerse, en caso de frenada brusca, sin colisionar con él, teniendo en cuenta especialmente la velocidad y las condiciones de adherencia y frenado. No obstante, se permite a los conductores de bicicletas circular en grupo extremando la atención a fin de evitar alcances entre ellos", reza el escrito.

Y el Artículo 25 matiza cómo deben ser adelantados: "Cuando los conductores de bicicleta circulen en grupo, serán considerados como una única unidad móvil a los efectos de la preferencia de paso, y serán aplicables las normas generales sobre preferencia de paso entre vehículos".

Por otra parte, la DGT aconseja que, cuando el coche esté estacionado y vayamos a salir del interior, siempre se haga aplicando la 'Dutch Reach', conocida como maniobra holandesa, para evitar accidentes a ciclistas.

Sencillamente, se trata de evitar el proceso inconsciente y a menudo ejecutado de forma ciega de tirar de la manija de la puerta y abrirla sin tener en cuenta qué hay al otro lado del automóvil, pudiendo ser que ocurra que en ese momento pase por ahí una bicicleta o un grupo de ciclistas y les golpeemos de forma involuntaria, provocando un accidente, tal y como puede verse en el vídeo mostrado por la DGT.

Otras medidas enfocadas a aumentar la seguridad de los ciclistas por parte de la Administración son, por ejemplo, las Rutas Ciclistas Protegidas, una medida llevada a cabo en 2017 dentro del Plan de Actuación de la DGT, que contempla 138 trayectosmás de 4.600 kilómetros de carretera– en los que las autoridades vigilan especialmente el cumplimiento de la separación lateral en adelantamientos, la velocidad inadecuada y las maniobras antirreglamentarias, tanto en conductores como en ciclistas.

En Motorpasión | "En un accidente de tráfico, ¿quién prefieres ser?", o cuando la DGT resucita la línea dura de los anuncios de los años 90 | Atención y distracción en el coche: lo que DGT no suele explicar sobre el uso del móvil durante la conducción

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios