Compartir
Publicidad

El carné por puntos demuestra su ineficacia en Portugal: la siniestralidad ha aumentado tras su llegada

El carné por puntos demuestra su ineficacia en Portugal: la siniestralidad ha aumentado tras su llegada
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 1 de junio de 2016 entró en vigor en Portugal el sistema de carnet por puntos, un modelo muy similar al que se implantó en España diez años antes. En 2014, dos años antes de que se implantara este sistema, el número de muertes por accidentes de tráfico en el país vecino fue el más bajo de los últimos 64 años.

Este posterior aumento de muertes en carretera ha evidenciado que los puntos han fracasado en Portugal: durante el primer año ningún conductor perdió la licencia a pesar de que hubo más fallecidos.

Más siniestros, menos sanciones

Street 739875 960 720

La diferencia con España es sustancial. Según publica El País, en el primer año de carnet por puntos se le retiró la licencia de conducir a 1.376 conductores, y en Portugal a ninguno. Además, tan solo 27 perdieron los 12 puntos.

Las cifras hablan por sí solas: en 2017, Portugal registró 509 muertos en accidentes de tráfico, un 14 % más que en 2016. Por el contrario, dos años antes de la llegada de los puntos, descendió la siniestralidad a niveles de 1950, con las áreas metropolitanas de Lisboa y Oporto más problemáticas.

El hecho de que hubiera más muertos en carretera después de la llegada de este sistema y que nadie perdiera el carnet evidencia que algo ha ido mal. La explicación la encontramos, una vez más, en la burocracia: los trámites son lentos y las reclamaciones judiciales aplazan las sanciones.

Flag 974482 960 720

Portugal, con 10,3 millones de habitantes, ha presentado históricamente una de las tasas de siniestralidad más elevadas de la Unión Europea, sobre todo a partir de la década de los 90. Sin embargo, el parque automovilístico es 10 veces menor que el de España.

Las infracciones criminales se penalizan con la pérdida de 6 puntos, las muy graves con 4 o 5 y las leves con 1, 2 o 3. Además, aquellos que pierdan los 12 puntos perderán el carné de forma inmediata y tendrán que esperar dos años para obtenerlo de nuevo. Por su parte, los buenos conductores recompensados con puntos, hasta un máximo de 15, por ejemplo cuando no cometan infracciones durante un plazo de tres años.

Según declaró en 2016 la autoridad nacional de seguridad vial portuguesa, este nuevo sistema de permiso por puntos busca promover "comportamientos más seguros y responsables" en las carreteras del país. Parece que no lo han conseguido.

En España, las cifras de siniestralidad el año pasado tampoco fueron alentadoras: el número de fallecidos en carretera aumentó por tercer año consecutivo y 2017 cerró con 1.200 muertes.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio