Publicidad

Acerca de la velocidad media de las Autobahnen y sus normas

Acerca de la velocidad media de las Autobahnen y sus normas
115 comentarios

Las autopistas alemanas sin limitación de velocidad, las Autobahnen, son conocidas de boquilla por todos los habituales al 130 en adelante de su velocímetro. Están consideradas como paraísos de la velocidad, donde “todo el mundo va a 200 Km/h o más”. Son como el 66% de la red de autopistas alemana.

La velocidad recomendada en ellas es 130 Km/h, y si no hay indicaciones viales circunstanciales que digan otra cosa, se puede ir a priori a la velocidad que nos dé la gana al alza. Sin embargo, están regidas por normas que no cumplirían muchos conductores españoles, que creen que la única diferencia entre ir a 120 y 200 Km/h es el grado de inclinación del pie derecho.

Su siniestralidad es efectivamente menor que la de otras autopistas, ya que cuentan con trazado muy limpio, limitaciones de velocidad circunstanciales (lluvia, accidente, etc), asistencia médica en menos de 15 minutos… y lo que es más importante: un respeto por unas normas de circulación restrictivas en otros apartados.

Autobahn de Langsdorf (Wikipedia)

Si un accidente ocurre por ir a más de 130 Km/h, las compañías de seguros pueden lavarse las manos por haber incurrido en un riesgo innecesario. Los principantes fabricantes alemanes limitan voluntariamente sus coches a 250 Km/h, aunque técnicamente sean capaces de ir mucho más deprisa. Esto se hace por razones de seguridad activa.

Empecemos por ver a qué velocidad se circula de crucero normalmente por dichas vías. Ahí van los resultados de una encuesta realizada a 1.236 alemanes entre 18 y 49 años. Por leyes estadísticas que no pretendo demostrar, con un número relativamente pequeño se puede extrapolar un resultado general con un porcentaje de acierto superior al 90%. Ahí va:

  • Menos de 110 Km/h: 2%
  • Entre 110 y 130 Km/h: 24%
  • Entre 130 y 150 Km/h: 36%
  • Entre 150 y 170 Km/h: 17%
  • Más de 170 Km/h: 8%
  • A diferentes velocidades: 7%
  • No conduzco: 6%

Es cierto que se conduce más rápido, pero no que todos vayan como locos. Es mayoría simple el grupo de opinión que pide tener unos límites de 130 Km/h, en segundo lugar los que no quieren ningún tipo de límite y minoría los que piden menos de 130 Km/h. Desde el ámbito político se han planteado poner límites por motivos ambientales.

SEAT Altea XL a 140 Km/h

Además, dichas vías tienen una reglamentación que, de no respetarse, puede causarnos problemas con las patrullas, que tienen tanto coches uniformados como camuflados. Se apela a la responsabilidad de los conductores, y estos deben cumplir lo siguiente:

  • La velocidad mínima permitida es 60 Km/h, como aquí.
  • El carril derecho debe utilizarse siempre que esté libre, utilizando el izquierdo para adelantar.
  • Adelantar por la derecha está prohibido, excepto en atascos y con precaución. Si uno adelanta por la derecha a un conductor que no libera el carril izquierdo, es sancionable. De hecho, no es muy raro que la policía sancione a los dos. Después de todo cada uno infringe su parte.
  • No liberar el carril izquierdo para permitir a un vehículo más veloz pasar por él es sancionable.
  • En caso de accidente los conductores deben dejar libre un carril entero para los servicios de emergencia, que están obligados por ley a llegar en menos de 15 minutos.
  • No se puede parar el vehículo a menos que sea una emergencia o sea inevitable. Quedarse sin combustible es motivo de sanción.
  • Es ilegal dar la vuelta, y se persigue por vía criminal.
  • La distancia de seguridad mínima entre dos vehículos debe ser en metros la mitad de la velocidad, es decir, a 200 Km/h, hay que mantener 100 metros de separación. Si un conductor que va por el carril izquierdo no se quita y no se respeta la distancia de seguridad, hay multa para los dos. No respetar la distancia de seguridad se castiga con retiradas temporales de carnet y multas.
  • Se puede advertir con señales acústicas o ráfagas de forma no estridente a otros vehículos por nuestra intención de adelantarles. El uso repetido y cansino de esas señales es motivo de sanción.
  • Los neumáticos deben permitir por su código de velocidad el ritmo que queremos imprimir al coche. Por ejemplo, con neumáticos de invierno, no se puede superar los 160 Km/h en gran cantidad de casos.
  • Los camiones sólo pueden adelantar a otro si tienen una diferencia de velocidad de 20 Km/h respecto al camión precedente. Los domingos, por lo general, su circulación no está permitida.

¡Caramba! Si van a ser más restrictivos todavía que en la Red de Carreteras del Estado español…

Techart Porsche 911 Carrera S

La Guardia Civil, DGT, Mossos… son famosos por su persecución de la velocidad, pero no son tan estrictos cuando se trata de circular a rebufo como los alemanes. Los camuflados de aquel país tiran fotos a los comeculos y les empapelan por eso. Y los interceptores… puedes jugar al “corre, que me vas a pillar”, y casi siempre se pierde.

Dicho de otra forma, si en España se implantasen las normas alemanas y se vigilasen a rajatabla por Tráfico, estoy seguro de que en cada ronda los agentes llenarían maleteros sólo con carnets retirados, y allí sólo sancionan por exceso de velocidad cuando existe uno, no habría otra excusa. Pero claro, todo eso sería para recaudar…

Velocimetro

Querer derechos y no obligaciones es mentalidad de niño de guardería, le pese a quien le pese. El carnet de conducir del típico conductor que circula con exceso de velocidad en autopistas españolas corre más peligro en sus veneradas Autobahn que aquí. Es lo que pasa cuando es costumbre la falta de respeto por las normas de circulación. Quitar los límites de velocidad no sería la solución para ellos, sino que no hubiese ningún tipo de vigilancia.

En el siguiente vídeo vamos a ver el recorrido por la A2 (Hannover-Berlin) antes de que se impusiese un límite de velocidad en 2001. El protagonista, con un BMW 850 CSi (V12 380 CV), recorre 40 Km en 9,5 minutos, es decir, velocidad media: 252,63 Km/h (todo lo que da el coche). Más de uno dirá que es una conducción segura, pero se le ve cometiendo diversas y repedidas infracciones, empezando por el Rechtsfahrgebot, es decir, a la derecha si no hay tráfico.

Como puede verse, un accidente a esa velocidad da muy poco margen. El coche recorre 52 metros sin ningún control en 0,75 segundos, el tiempo de reacción. Los carteles de autopista apenas se pueden leer, así como las indicaciones de los paneles. Una colisión a esa velocidad es incompatible con la vida. Como colofón, hay mucha diferencia de velocidades, pero eso no está regulado, no por ello es poco peligroso.

¿Se puede circular de forma segura a 130-150 Km/h? Sí, mientras hablemos de un óptimo estado mecánico, las circunstancian lo permitan, se respeten esas normas de seguridad, y se conduzca “a la alemana”. Circulando como hacemos aquí por término general nos debe llevar a la conclusión de que un aumento de los límites o su eliminación aumentaría los accidentes de tráfico y víctimas.

Circulando a rebufo

Si queremos ser como los alemanes, tenemos que serlo en todo. La prueba es que ellos corren más que nosotros (pero tampoco echan carreras al tren de alta velocidad) y mueren menos, más que nada, porque conducen mejor.

Si de ellos sólo cogemos la eliminación de los límites de velocidad y la mejora de infraestructuras, sin cambiar la mentalidad de una generación entera de conductores, se pedirá igual la cabeza del Director de la DGT, pero más que por la recaudación por el previsible derramamiento de sangre que arrojarían las cifras.

Fuente | Wikipedia
En Motorpasión | Reglas para conducir con riesgo en vías rápidas

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios