Compartir
Publicidad

Víctimas del Plan 2000E: SEAT 127

Víctimas del Plan 2000E: SEAT 127
68 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Plan 2000E se ideó para cambiar coches viejos, contaminantes e inseguros por otros más modernos a cambio de un incentivo compartido entre fabricantes, Estado y CCAA. Se pide que tengan muchos kilómetros o varios años, pero no hay un límite superior. Eso ha permitido que más de un clásico haya perecido por ello.

En contraste, el Cash For Clunkers americano ponía un tope en coches de más de 25 años, esos no se podían entregar, y permitió la salvación de clásicos, pero no es el caso español. Uno de nuestros lectores, que trabaja en un concesionario, nos ha mandado estas fotos de una víctima del Plan 2000E: un SEAT 127.

Este coche, con matrícula M-xxxx-CV, tenía 36 años y 71.154 km reales. Estaba en buen estado mecánico, funcionaba correctamente y con prácticamente todas las piezas originales. Un auténtico clásico del que seguro se habría podido obtener más de 1.500 euros (la operación se hizo en Madrid) en el mercado de clásicos.

SEAT 127

Según nos cuenta Gonzalo, el coche estaba impecable en cuanto a tapicería, gomas, volante, paneles de las puertas… el dueño lo había cuidado muy bien en todo este tiempo. A este propietario por lo visto, le habría costado rentabilizar un motor de gasóleo, aunque nunca se ofrecieron para este coche.

No sé qué motorización tenía este coche concretamente, pero el 127 montó mecánicas carburadas de ocho válvulas entre 0.9 y 1.3 litros, con potencias comprendidas entre los 45 y 74 CV. Con un peso de menos de 700 kg en vacío, tampoco necesitaba una potencia espectacular.

Haciendo una búsqueda en una página de compraventa de clásicos, encontramos unidades de SEAT 127 desde 900 euros hasta 2.900 euros en función de su estado. Uno exactamente igual que este, pero un poco más moderno y con 80.000 km, lo veo por 1.700 euros. El que quiera uno, ya sabe lo que hay.

SEAT 127

Las imágenes se han tomado con un móvil y no estaban a una resolución mucho más alta, de modo que no merece la pena poner una galería. Este coche ya estará hecho un cubo, y su dueño ahora se estará paseando en un flamante coche alemán de última generación que ya nada tiene que envidiarle al 127, excepto su Historia.

SEAT 127

SEAT 127

Un saludo para Gonzalo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos