Compartir
Publicidad
Probamos el Porsche 911 Targa 4S y estas son las siete claves para amarlo (u odiarlo)
Pruebas de coches

Probamos el Porsche 911 Targa 4S y estas son las siete claves para amarlo (u odiarlo)

Publicidad
Publicidad

En el año 2014 Porsche presentó la versión Targa de su 911 (generación 991) con una carrocería que por, fin después de muchos años, volvía a recordar a los Targa originales de los años 60. Su línea, tal vez la más personal de toda la gama 911, evoca deportividad y elegancia como ningún otro 911, y el pilar B junto con el novedoso sistema de apertura del techo, hacen de él una versión muy apetecible.

Hace un par de años pudimos conducir el Porsche 911 Targa 4 GTS por las ratoneras carreteras de Sicilia por donde se disputaba la Targa Florio y nos enamoramos de él. Ahora, con la llegada de las motorizaciones turboalimentadas a toda la gama 911 Carrera, el Targa también las incorpora. Hemos conducido el Porsche 911 Targa 4S de 420 CV durante unos días, y estas son sus siete claves que te harán amarlo u odiarlo.

Prestaciones de infarto

Porsche 911 Targa 4S

El Porsche 911 Targa 4S ha pasado de los 400 caballos del anterior motor atmosférico a los 420 CV y 500 Nm, gracias al nuevo motor 3.0 turboalimentado. Ese aumento de potencia y sobre todo su mayor rango de uso, hacen que el Carrera 4S se conforme con 3,8 segundos (3 décimas menos) para hacer el 0 a 100 km/h o que alcance los 301 km/h de velocidad punta.

Son prestaciones casi idénticas a las que obtendrías en las versiones Coupé, ya que a igualdad de equipamiento, los Targa son solo 2 décimas más lentos que sus equivalentes en formato coupé en aceleración y la diferencia en velocidad punta es casi inapreciable.

Diferencias de peso Targa vs Coupé

Porsche 911 Targa 4S

El sistema de capota retráctil con accionamiento eléctrico y la enorme luneta posterior curva, que en Porsche denominan envolvente, son los dos elementos principales que permiten diferenciar al Targa del Coupé. Este complejo sistema supone un incremento de peso de 90 kilos entre ambas versiones.

Mientras un Porsche 911 Carrera 4S Coupé con cambio PDK pesa 1.585 kilos, el 911 Targa 4S con cambio PDK aumenta su peso hasta los 1.675 kilos. Solo en conducción deportiva muy al límite y especialmente cuando llevas el techo replegado en el compartimento trasero, notarás ligeras diferencias, algo más de inercia y un comportamiento dinámico un poco diferente al de la versión Coupé. Por lo demás, podríamos hablar de dos hermanos mellizos.

Perfecto aislamiento con el techo cerrado

Porsche 911 Targa 4S

Uno de los puntos a favor del Targa más allá de su preciosa línea exterior, es que cuando la capota está cerrada, el aislamiento del exterior es tan perfecto que apenas notarás diferencias con las versiones cerradas. La sección del techo que se puede esconder es solo la que ocupa el espacio por encima de las plazas delanteras, mientras que en la parte posterior la luneta es fija y forma una única pieza móvil con la parte superior de la tapa del motor.

El aislamiento acústico es tan bueno que apenas se escucha el ruido del exterior y por supuesto, no hay ningún tipo de ruido aerodinámico por su característico techo. Es más, me atrevo a decir que está tan bien insonorizado que el sonido del motor y de los propios escapes deportivos que incorporaba la unidad de pruebas, se percibía menos que en las versiones Coupé que también hemos tenido ocasión de probar.

Un sistema de apertura lento y solo en parado

Porsche 911 Targa 4S. Así se descapota, la pena es que solo se puede hacer en parado y tarda 22 segundos #porsche

Una foto publicada por Motorpasión (@motorpasion) el

Uno de los principales puntos negativos del Targa frente al Cabrio lo encontramos en el sistema de apertua del techo, que obliga a hacerlo en parado y tarda más que en el Cabrio en realizar la operación completa. Mientras en el 911 Cabrio puedes hacer la maniobra de apertura o cierre en marcha siempre y cuando circules a menos de 50 km/h, en este tendrás que estar completamente detenido para abrir el techo.

Además el proceso es muy lento. Tarda 20 segundos en hacer el paso de cerrado a abierto y viceversa, y eso es mucho si lo comparamos con los sólo 13 segundos que se tarda en un Cabrio. Además hay que tener en cuenta que la voluminosa pieza que forma la luneta posterior y su fijación a la carrocería, necesita unos centímetros extra por detrás del vehículo para poder abrirse por completo.

Turbulencias un tanto molestas

Porsche 911 Targa 4S

El otro punto crítico del 911 Targa lo notamos cuando circulamos con el techo abierto. A partir de 100 km/h, las turbulencias que se producen en el interior hacen que el confort acústico se vea seriamente penalizado. Todo ocurre porque el aire que entra en el habitáculo golpea contra el pilar B y se cuela en la parte posterior, creando una especie de caja de resonancia detrás de los asientos delanteros que no nos gustó en absoluto.

Porsche 911 Targa 4S

Para tratar de minimizar el aire que se cuela en el interior, este 911 es el único que incorpora sobre el marco del cristal delantero un pequeño deflector que se eleva cuando el techo está escondido, pero no es suficiente para desviar todo el aire necesario. Todo esto obliga a que, si quieres disfrutar del Targa abierto, tengas que hacerlo a menos de 100 km/h. Y eso, en un coche de 420 caballos, no es demasiado lógico.

Fiel al concepto original

Porsche 911 Targa 4S

Por fin, después de muchos años, el Porsche 911 Targa vuelve a ser fiel al modelo original del año 1967. Aquel modelo creado para cumplir con las regulaciones que exigía el mercado norteamericano, donde para vender un cabrio este debía tener un arco de protección central, destacaba por su ancho pilar B y por la luneta posterior plástica que se escondía junto con el resto de la capota.

Porsche 911 Targa 4S

La segunda generación del 911 Targa, era la que ya incorporaba la luneta posterior de cristal, y tal vez sea ese al que más se parece el modelo actual. Éste, gracias al pilar B con branquias laterales, una superficie de aluminio y el anagrama Targa a ambos lados es fiel al concepto Targa real, el cual se había perdido desde que en las generaciones 993, 996 y 997 alguien decidió los Targa podrían ser simplemente Coupé con techos de cristal que diesen más luminosidad al habitáculo. Un claro error de concepto.

¿Cuál elegir a igualdad de precio?

Porsche 911 Targa 4S

El Porsche 911 Targa 4S con caja de cambios PDK cuesta exactamente lo mismo que su homólogo en versión Cabriolet. Hablamos de 149.558 euros, unos 15.000 más que la versión de carrocería Coupé que ambos toman como base. Teniendo eso en cuenta, el dilema está servido. ¿Un descapotable de verdad con el que disfrutar a cielo abierto o un Targa con el que marcar estilo y sentir también algo de aire sobre tu cabeza?

La verdad que resolver esa duda no es algo sencillo. A veces, simplemente es mejor dejar que tu instinto sea el que marque la decisión final, y en ese caso, algo me dice que el Targa sería el que ocuparía un lugar en mi garaje, pero claro, ese es mi instinto y no todos tenemos el mismo. Lo que es seguro, es que con el Porsche 911 Targa 4S, tendremos un deportivo capaz como cualquier otro 911 Carrera y eso es mucho decir.

Porsche 911: nuestra puntuación

8.2

Diseño exterior10
Diseño interior9
Calidad9
Habitabilidad8
Maletero7
Motor7
Seguridad8
Comportamiento8
Comodidad8
Precio8

A favor

  • Diseño exterior
  • Comportamiento deportivo
  • Relación prestaciones/consumos

En contra

  • Apertura solo en parado
  • Techo lento
  • Turbulencias internas

Crear una tercera carrocería para el Porsche 911 no era una tarea sencilla, y que esta tuviese la esencia del Targa original lo era menos. Pero en Porsche han vuelto a demostrar que son capaces de todo, incluso de modernizar un icono y que siga manteniendo todo lo mejor del 911.

Solo fallan tres detalles, el tiempo de apertura del techo, que solo se pueda hacer esta maniobra en parado y las turbulencias cuando pasas de 100 km/h. Pueden ser suficientes para que alguien se eche atrás a la hora de comprarlo, pero no pasa nada porque por el mismo precio de este Porsche 911 Targa 4S tienes un 911 Cabriolet 4S. Así pues, la decisión está en tu mano.

Porsche 911 Targa 4S

Ficha técnica

Versión probada   Targa 4S
Cilindrada2981 cm³ Tipo de tracciónIntegral
Bloque motor6 cilindros bóxer turbo CombustibleGasolina
Potencia (CV @ rpm)420 @ 6500 Capacidad del depósito64 litros
Par motor (Nm @ rpm)500 @ 1700 - 5000 Consumo urbano10,4 l/100 km
Masa en vacío1675 kg Consumo extraurbano6,7 l/100 km
Velocidad máxima301 km/h Consumo combinado8 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h3,8 segundos Capacidad maletero125 litros
TransmisiónPDK de 7 velocidades Precio149558 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por Porsche. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Héctor Ares

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos