Compartir
Publicidad
Publicidad

Nissan Juke Nismo, prueba (parte 2)

Nissan Juke Nismo, prueba (parte 2)
Guardar
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante la presentación internacional del Nissan Juke Nismo tuve ocasión de conducirlo por una carretera divertida, muy sinuosa y pintoresca del interior de Cataluña. Fueron 110 kilómetros que me dejaron muy buen sabor de boca, de ahí que no entendiese que en otro contexto se llegase a percibir que no era un coche deportivo.

Después de ponerlo a prueba en uso diário, el fin de semana me permití el lujo de irme a dar una vuelta de tarde, por carreteras de esas que te conoces al dedillo y cuyo trazado parece pintado para disfrutar de la conducción. Todas ellas tenían eso si, un asfalto que parecía sacado del Scalextric que me regalaron las pasadas navidades.

Con esa elasticidad del motor de la que hace gala el Nissan Juke Nismo y una puesta a punto un poco más deportiva que la de un Nissan Juke 1.6 Turbo 4x4, os aseguro que con este coche se puede disfrutar. Es un placer jugar con el motor dejándolo caer y estirarlo de nuevo para recuperar ritmo, y es un placer también jugar con la palanca de marchas con sus movimientos rápidos y precisos.

Nissan Juke Nismo

Vale que tal vez no consigas ir con el al mismo ritmo que en un Renault Clio R.S o alguno de sus otros rivales como el Peugeot 208 GTi, porque estamos conduciendo un coche mucho más alto y con un planteamiento menos radical que estos, pero aun así el tacto del conjunto es muy agradable y te permite pasártelo realmente bien.

A la entrada de las curvas, la carrocería balancea poco y el conjunto transmite bastante confianza. Su comportamiento es neutro, y solo forzando un poco de más la situación consigues que la carrocería se mueva más de la cuenta y que la adrenalina suba por instantes.

Es una sensación divertida, ya que gracias al tamaño y peso del conjunto, nunca tienes la sensación de tener la situación fuera de control. A base de ser fino, jugar con el volante, y saber dosificar el acelerador y freno cuando es necesario, es factible para casi cualquier conductor salvar una situación complicada. Son esos gestos que hacen los GTi pequeños, esos rasgos que les hacen tan divertidos. Definitivamente este SUV deportivo también hace gala de ese estilo y ese comportamiento.

Nissan Juke Nismo

Una vez más las pérdidas de tracción no han hecho acto de presencia, y repito que salvo que saliendo de una curva muy cerrada con la aguja del cuentarevoluciones demasiado arriba pises con demasiado ímpetu el acelerador, las ruedas delanteras transmiten bien la potencia al suelo. Es un coche que en ese sentido te invita a rodar fino, nada de brusquedades.

Después de más de 400 kilómetros con el Nissan Juke Nismo en todo tipo de condiciones, creo que el criterio que he aplicado a la hora de probarlo es más que justo para decir que si, este es un coche deportivo. Doy por supuesto que ninguna persona en su sano juicio va a comprarse un Nissan Juke Nismo para meterlo en circuito, para eso ya están el 370Z Nismo y el todopoderoso Nissan GT-R que probamos el año pasado. Tal vez por eso, porque lo estaba probando en un hábitat que no era el natural para este coche, la anterior ocasión en que nos pusimos al volante de este coche se nos quedó un sabor agridulce.

En condiciones de pista ratonera tipo circuito de karts, es posible que el Nissan Juke Nismo no traccione como debería. Eso lo acepto, es comprensible y la conducción en carretera, aunque sea en modo deportivo, dista mucho de lo que haces sobre un circuito.

Nissan Juke Nismo

Lo que no acepto de ninguna manera es que el motor 1.6 turbo del Juke Nismo “empuja poco”. O yo he perdido las referencias de los pequeños GTI y estos han avanzado mucho, o no creo que este motor corra poco si lo comparamos con el de un Clio Sport. Vale que a nivel de prestaciones, el 0 a 100 km/h en 7,8 segundos o la velocidad punta de 215 km/h se queden un peldaño por debajo de los 6,7 segundos y 230 km/h de punta del Clio RS, pero debemos tener en cuenta que estamos al volante, nos guste o no nos guste, de un SUV.

Nissan Juke: nuestra puntuación

6.7

Diseño exterior8
Diseño interior7
Calidad7
Habitabilidad5
Maletero3
Motor7
Seguridad7
Comportamiento8
Comodidad7
Precio8

A favor

  • Comportamiento deportivo
  • Precio
  • Diseño original

En contra

  • Capacidad del maletero
  • Marchas muy cortas
  • Consumos

Así pues, la conclusión es clara. El Nissan Juke Nismo es un coche compacto deportivo capaz de transmitirte sensaciones de conducción muy divertidas en carretera. Por el contrario, no parece que un circuito ratonero sea el mejor sitio para ponerlo a prueba. Su precio de 26.880 euros le sitúa un poco por encima del omnipresente Renault Clio RS, pero hablamos de coches que solo a nivel de sensaciones pueden competir de tu a tu. Por concepto en cambio, son dos segmentos muy diferentes.

Nissan apuesta decididamente por el Juke Nismo como un modelo deportivo, y en breve saldrá a la luz una nueva versión todavía más potente, llamada Nissan Juke Nismo R.S. Tuvimos ocasión de probar uno de los muletos de pruebas de esa generación más deportiva hace un año, y os aseguro que la base del Juke todavía tiene recorrido para dar cabida a esa versión más prestacional.


 

Nissan Juke Nismo

Ficha técnica

Versión probada   Nismo
Cilindrada1.618 cm³ Tipo de tracciónDelantera
Bloque motorcuatro cilindros en línea CombustibleGasolina
Potencia máxima (CV @ rpm)200 @ 6.000 Capacidad del depósito46 litros
Par máximo (Nm @ rpm)250 Nm @ 2.400-4.800 Consumo urbano9,1 l/100 km
Masa en vacío1.293 kg Consumo extraurbano5,6 l/100 km
Velocidad máxima215 km/h Consumo mixto6,9 l/100 km
Aceleración 0-100 km/h7,8 segundos Capacidad maletero251 litros
TransmisiónManual 6 velocidades Precio26.880 euros

El coche para esta prueba ha sido prestado por Nissan. Agradecimientos a Samsonite. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Héctor Ares
En Motorpasión | Nissan Juke Nismo, prueba (parte 1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos