Compartir
Publicidad
Publicidad

Michelin Alpin 5, toma de contacto

Michelin Alpin 5, toma de contacto
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Michelin acaba de presentar su neumático Michelin Alpin 5, que viene a sustituir al Alpin 4 y completa la gama de invierno junto a los Pilot Alpin y Latitude Alpin que conocimos el año pasado. La quinta generación de los Michelin Alpin supone un incremento en prestaciones como la distancia de frenado, que es ahora un 5 % menor en mojado y un 3 % menor en nieve.

El neumático Michelin Alpin 5 se enmarca en la estrategia Total Performance que conocimos en 2012 y que consiste en acumular prestaciones antagónicas sin renunciar a ninguna de ellas. La aplicación práctica, en el caso de los Alpin 5, se traduce en buscar la excelencia en todas las superficies, de octubre a abril.

Michelin Alpin 5 - toma de contacto

Esta aplicación práctica deriva del análisis sistemático de experiencias reales monitorizadas durante miles de millones de kilómetros. Michelin realiza 75.000 pruebas de consumidores al año recogiendo los datos en una data-box que proporciona abundante información sobre el uso de los neumáticos.

Esto se suma al trabajo realizado en laboratorio por los investigadores, ingenieros, desarrolladores, tribologistas, mecánicos de fluidos, especialistas en acústica, biólogos, ingenieros agrónomos, metalúrgicos, probadores y técnicos que trabajan en la empresa, y en circuito, tanto por probadores profesionales como por consumidores. De la evaluación global del comportamiento del neumático, a las innovaciones tecnológicas que permiten un buen comportamiento global.

Conflictos de desarrollo
Adherencia en hielo y nievevsAdherencia en mojado
Adherencia en nievevsAdherencia en seco
Adherencia en secovsAdherencia en mojado

¿La manera? Superar lo que se llaman conflictos de desarrollo. Si en un neumático convencional eso es importante, en un neumático de invierno cobra mayor relevancia por las exigencias de la carretera en esa época.

De vuelta a la idea de analizar el comportamiento del neumático en trayectos reales, resulta que en invierno, y para una misma distancia recorrida, uno de cada tres siniestros sucede sobre superficies mojadas o heladas, y, de ellos, el 16 % en curvas. Adherencia y motricidad sobre mojado, por tanto, son dos factores clave sobre los que trabajan los fabricantes.

De hecho, la filosofía Total Performance de Michelin, aplicada al Michelin Alpin 5, se traduce en tres parámetros fundamentales que se observan para desplegar las innovaciones correspondientes:

  • El uso que el conductor le da a los neumáticos.
  • Los patrones de siniestralidad.
  • El agarre en mojado y en seco.
Michelin Alpin 5 - toma de contacto

Invierno, más que nieve

Hace unos días comentábamos que, en la mente de los conductores, habitualmente los neumáticos de invierno se asocian a las carreteras nevadas. Ahora sabemos que la GfK realizó un estudio en Suecia, Canadá, Alemania y Francia que reveló que sólo el 6 % de los conductores esperan un buen comportamiento de sus neumáticos de invierno sobre cualquier tipo de superficie.

En invierno y en Europa, predominan las llamadas 'carreteras negras', sin nieve o hielo.

En realidad, si atendemos a lo que nos cuenta la Cátedra de Accidentología de la Universidad de Dresde (Alemania) a partir del análisis de 12.000 siniestros viales durante 12 años, en invierno los conductores europeos suelen circular por carreteras con hielo, secas o mojadas. Nieve, poca. De hecho, en una ciudad centroeuropea como Múnich, sólo hay nieve unos 41 días al año. En invierno y en Europa, lo que predominan son las llamadas carreteras negras, sin nieve o hielo.

Según el mismo organismo, el 92 % de la siniestralidad vial de invierno se produce en suelos secos o mojados, mientras que sólo el 8 % tiene lugar sobre nieve o hielo. Además, para un mismo trayecto, el riesgo vial se duplica con asfaltos mojados respecto a asfaltos secos, y un tercio de la siniestralidad se produce sobre superficies mojadas y heladas.

Dicho de otra manera, garantizar en invierno la seguridad a través del neumático es algo más complicado que pensar en nieve. De octubre a abril, las condiciones meteorológicas varían con facilidad, así que buscar la excelencia en cualquier condición es un objetivo, como mínimo, complejo.

Michelin Alpin 5
Características del Michelin Alpin 5 frente a las de sus predecesores

Las tecnologías con que cuenta Michelin para hacer frente a este reto las conocimos ya el año pasado en los Pilot Alpin y Latitude Alpin: una es la estructura de laminillas Stabiligrip, y la otra es el compuesto Helio Compound, que ya va por su cuarta generación e incorpora nuevos elastómeros.

En comparación con su predecesor, el Michelin Alpin 5 gana un 17 % de escultura en la banda de rodadura. Utiliza un diseño direccional muy recortado, pensado para evacuar el agua con facilidad, y con laminillas que ahora han aumentado en un 16 % y que consiguen la necesaria motricidad. En los giros de rueda, las laminillas se apoyan unas sobre otras para rigidizar el conjunto y ofrecer una mayor precisión en la conducción.

Dimensiones de los Michelin Alpin 5

Michelin Alpin 5

La gama de neumáticos de invierno Michelin Alpin 5 comprende las siguientes 27 medidas:

195/65 R15 91 T/H195/65 R15 95 T/H195/60 R16 89 T/H205/55 R16 91T/H
205/55 R16 94 H/V205/55 R16 91H ZP205/60 R16 92T205/60 R16 96H
215/55 R16 97H/V215/60 R16 99T/H215/65 R16 98H225/50 R16 96H
225/55 R16 99H/V225/55 R16 99V ZP225/60 R16 102H/V205/50 R17 93H/V
205/50 R17 89V ZP205/55 R17 95H/V215/55 R17 94H215/55 R17 98V
225/45 R17 91H225/45 R17 94H/V225/45 R17 91V ZP225/50 R17 94H
225/50 R17 98H/V225/55 R17 97H225/55 R17 101V

Y hasta aquí, la parte teórica. Ahora toca ver cómo se portan los Alpin 5 cuando vamos de paseo.

Michelin Alpin 5, sobre nieve

Michelin Alpin 5 - toma de contacto

Ya hay que tener mala suerte para viajar hasta Innsbruck en la primera semana de febrero y encontrar nieve sólo de forma testimonial. Rápidamente los chicos de Michelin improvisan una ruta hasta una estación de esquí cercana para que al menos podamos tocar un poco la nieve con los neumáticos. Nos podemos ir despidiendo de las pruebas en pista que habían preparado. Lástima.

Sin embargo, como no nos resistimos a jugar en la nieve con el coche, mi compañero David García Artés (Diariomotor) y yo aprovechamos una pausa para el café y birlamos un coche (bueno, vale, en realidad nos lo prestan muy amablemente) para acercarnos a una cuestecita donde hay algo de nieve y probar la adherencia del neumático. ¿Qué ofrecen? ¿Un Audi? Estupendo, nos lo llevamos puesto.

Michelin Alpin 5 - toma de contacto

En ascenso, la verdad es que agarra muy bien. Lo probamos en primera y en segunda y el resultado es brillante, sin más. En descenso quizá es un poco más peliagudo, y conviene ser suaves con los pedales o el neumático patina. Evidentemente no se desliza como lo haría un neumático de verano ni se queda varado en la nieve. Simplemente es que tiende a resbalar y hay que ser cuidadoso.

Como calculamos que los 15 minutos de tiempo que nos han dado están a punto de terminarse, volvemos rápidamente a nuestro punto de encuentro, no sin antes hacer un par de fotos y una toma de vídeo que o sale bien a la primera o... o nada, porque no hay tiempo para más. No sería razonable arrojar conclusiones, ya que la prueba ha sido anecdótica en este caso.

Michelin Alpin 5, sobre asfalto seco

Michelin Alpin 5 - toma de contacto

Pasamos ahora a una de las pruebas menos espectaculares pero más interesantes para el caso que nos ocupa. Michelin Alpin 5 contra asfalto alpino seco. Sí, porque si hay una cosa que ya tenemos clara es que el neumático de invierno no es sinónimo de huy, está nevando sino de vaya rasca que está pegando. Y sí, hace un pelín de frío, así que esto nos viene como anillo al dedo.

Mientras nos peleamos con los GPS de los Audi A3 y los Volvo V40, avanzamos por kilómetros de carreteras moderadamente reviradas. Lo cierto es que ni se oye un ruido exagerado ni el vehículo hace extraños de ningún tipo. De hecho, en algunas curvas en pendiente descendente le busco las cosquillas al coche y nos reímos los tres. Con neumáticos de verano habría pasado despacito.

Michelin Alpin 5 - toma de contacto

Vale el mismo comentario para el tramo de la Inntal Autobahn que tomamos camino de la ciudad de Innsbruck. El comportamiento es más que correcto en autopista. Quizá aquí sí que noto algo de ruido de rodadura superior a lo normal, pero al no conocer el coche que llevo bajo los pies (en estos momentos, un Volvo V40 R Design) no puedo establecer una comparación de forma honesta.

En resumen, en la parte de asfalto seco el Michelin Alpin 5 me convence. Me ha gustado mucho su comportamiento en carreteras reviradas, especialmente en pendientes descendentes, y si bien en autopista me deja la incertidumbre del ruido, no podría asegurar que existe ese problema.

Michelin Alpin 5, sobre agua

Michelin Alpin 5 - toma de contacto

Entre trayecto y trayecto, acudimos al circuito de pruebas que vamos a utilizar con Michelin. La idea es probar la adherencia del Alpin 5 en comparativa práctica con otras dos cubiertas: de un lado, como neumático de verano de la casa estará el Michelin Primacy 3; del otro, y como alternativa de invierno, el Continental ContiWinterContact TS 850.

Abordamos una primera prueba adherencia lateral en mojado, consistente en girar en un plato de amplio diámetro que está anegado de agua. Lo haremos a una velocidad de unos 54 km/h, que es donde tenemos el límite de los Alpin 5. La prueba consiste en sentir la diferencia entre los Alpin 5 a punto de perder el control y los Primacy 3 con el control absolutamente perdido.

Michelin Alpin 5 - toma de contacto

A ver, como arranque de la jornada en circuito no está mal. Mientras el neumático de invierno mantiene la trayectoria, con el de verano el pie se va instintivamente hacia el freno en cuanto el neumático comienza a deslizarse sin avisar. Craso error, por supuesto, porque el coche se irá más todavía. Afortunadamente, la parte teórica me la sé un poco, de manera que rectifico volante y tras dar un par de vueltas continúo hacia la siguiente parada.

Hablamos de una salida en pendiente ascendente sobre mojado parecida a la que vimos en Barcelona, que en aquella ocasión también corría a cargo de Michelin. Pocas novedades que contar. El neumático de verano se tira un buen rato intentando agarrar a donde no puede, mientras que el de invierno nos saca poco a poco del brete. No hay más. Pasemos a la siguiente.

Michelin Alpin 5 - toma de contacto

Y la siguiente es una frenada de emergencia sobre mojado. De 70 km/h a 0. Ocurre sin embargo que aquí hay un poco de descontrol en la realización de la prueba, y ni todo el mundo frena igual ni en el mismo momento, que errare humanum est y algunos se pasan de humanos. En fin, será cuestión de encomendarse a la estadística y confiar en que, tal y como me cuentan, estos días se han realizado miles de frenadas, de manera que al final la media nos dará un resultado válido.

Otro factor es el que se refiere a la temperatura que tenemos. Ya hemos visto que no hemos tenido suerte con el tiempo que nos ha hecho. Hace calor para la época y el lugar en el que estamos. A 8 ºC, el neumático de invierno puede seguir funcionando sin problemas, pero no está en las mejores condiciones posibles. Por tanto, las diferencias de frenada entre los neumáticos de invierno, por un lado, y el de verano, por el otro, no son tan acusadas como si hubiéramos tenido los 2 ºC que se encontraron el primer día de pruebas los técnicos de Michelin.

Dicho esto, aquí tenemos la tabla de resultados con el resumen de las frenadas que se realizaron durante los días que se indican:

 Distancias de frenado 70-0 km/hEn relación con Michelin Alpin 5
FechaGrupoTemperaturaMichelin
Primacy 3
Continental
ContiWinter
TS850
Michelin
Alpin 5
Michelin
Primacy 3
Continental
ContiWinter
TS850
Michelin
Alpin 5
29/01/14Michelin+2ºC25,8 m18,4 m17,7 m69 %96 %100 %
04/02/14Grupo 1+9ºC19,9 m18,4 m17,5 m88 %95 %100 %
04/02/14Grupo 2+10ºC19,4 m18,6 m18,3 m94 %99 %100 %
05/02/14Grupo 3+8ºC19,6 m18,0 m17,9 m91 %99 %100 %
05/02/14Grupo 4+8ºC20,8 m17,3 m17,0 m82 %98 %100 %
06/02/14Grupo 5+10ºC18,1 m17,0 m17,1 m95 %101 %100 %
06/02/14Grupo 6+8ºC19,1 m17,1 m17,2 m90 %101 %100 %
Media:  20,4 m17,817,5 m87 %98 %100 %

En conclusión, el Michelin Alpin 5 sobre agua funciona muy bien a temperaturas inferiores a 7 ºC, especialmente en la aceleración y adherencia lateral sobre mojado. En la prueba de frenada me deja un regusto a incertidumbre por el método empleado.

Con los datos en la mano, la clásica pregunta sobre el límite superior de temperatura al que unos neumáticos de invierno continúan siendo funcionales queda sin resolver. Es obvio que a medida que aumenta la temperatura los de invierno y los de verano tienden a encontrarse en el camino de las prestaciones: a medida que uno las pierde, el otro las gana.

Dominique Aimon - Michelin

Si le preguntamos al Director de Comunicación Científica y Técnica de Michelin, Dominique Aimon, él nos contará que un neumático de invierno en verano frena peor, y que un neumático de verano en invierno... frena mucho peor. Hay números hechos, claro que sí, pero no hablamos tanto de números como de sensaciones.

Y, precisamente hablando de sensaciones, la sensación que tengo, una vez más, es que en España no podemos ser absolutos con los neumáticos de invierno: habrá quien les saque partido y habrá quien los vea absurdos, dependiendo de por dónde se mueva y de qué manera. Lo importante, en todo caso, es que no se asimilen los neumáticos de invierno a la nieve porque, como ha quedado claro en esta toma de contacto, la nieve es un factor minoritario en nuestras carreteras.

Michelin Alpin 5: contacto en vídeo

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos