Compartir
Publicidad
Hyundai i30 Turbo, a prueba en su presentación: Nürburgring como argumento de peso
Pruebas de coches

Hyundai i30 Turbo, a prueba en su presentación: Nürburgring como argumento de peso

Publicidad
Publicidad

El Hyundai i30 Turbo es la última expresión del compacto de Hyundai. Concebido para aportar un punto de deportividad al renovado i30, esta versión apellidada Turbo, como los coches de la vieja escuela, cuenta también con aditamentos de los que crearon escuela en su día: tonos rojos en contraste con el negro para identificar su carácter.

Bajo el capó se aloja un nuevo motor Gamma 1.6 turboalimentado que entrega 186 CV con 265 Nm. Además, cuenta con un tarado de suspensión desarrollado de forma específica para esta versión en Nürburgring, y con una dirección más directa que en el resto de versiones del Hyundai i30.

El 'momentum' Hyundai

Hyundai I30 Turbo Contacto

Hyundai es uno de los fabricantes de coches que más pilas ha consumido durante los últimos años, de tantas que se ha puesto. La hora de presentar en sociedad su Hyundai i30 Turbo coincide con dos momentos clave para la marca: por primera vez el Grupo Hyundai ha vendido en un año más de ocho millones de unidades (8.005.000, de las cuales 960.000 corresponden a la marca Hyundai y el resto a Kia), y este lanzamiento se encuentra en pleno Product Momentum, la estrategia de llevar a cabo 22 lanzamientos entre 2014 y 2017, seis durante este mismo año.

Con estas premisas, el Hyundai i30 Turbo llega al mercado español con la misión de contribuir a las 40.000 unidades que la marca espera colocar cada año en nuestro país, teniendo como escenario un sector que ansía el Plan PIVE 8 y que ya espera unas ventas de coches en España de un millón de unidades para 2015.

Los pilares de Hyundai y el Hyundai i30 Turbo

Hyundai I30 Turbo prueba - contacto

¿Cómo conseguirlo? De un lado, Hyundai pone el acento no en la reducción de precios sino en ofrecer más calidad de servicio y más equipamiento. Hacen una y otra vez hincapié en su garantía a 5 años sin límite de kilometraje, y nos confirman que el llamado Plan Cinking les está funcionando "muy bien".

Esta estrategia incluye, además de la garantía, medidas como la devolución del vehículo antes de 30 días o 2.000 km si no satisface las expectativas de su comprador —aunque se les nota un cierto alivio a los responsables de la marca cuando explican que apenas ha habido clientes que se les hayan acogido a esa posibilidad— y la asistencia en carretera gratuita. Finalmente, Hyundai está poniendo el acento en renovar su red comercial, cuya rentabilidad ha experimentado una drástica evolución positiva.

En este contexto, Hyundai confía en su i30 como pilar de la marca, junto al SUV ix35. Dentro de ese papel que le corresponde al compacto, el Hyundai i30 Turbo llega para reforzar el modelo por arriba, fijando un tope de gama deportivo pero con facilidad de uso en el día a día. No esperemos un compacto radical porque no lo es, ni es tampoco esa la idea.

Hyundai i30 Turbo: del circuito a la carretera

Hyundai I30 Turbo Contacto prueba

'Made in Nürburgring'

Hyundai destaca la importancia del desarrollo realizado en el centro de pruebas alemán.

El Hyundai i30 Turbo es una versión desarrollada en el centro de pruebas que el grupo automovilístico de origen coreano inauguró en Nürburgring hace un par de años. Allí se ha sometido el compacto a una "prueba de durabilidad acelerada" que consiste en simular un ciclo de vida del coche en un tiempo de cuatro a seis semanas, dando cada semana 110 vueltas a un circuito de 20,8 km, lo que equivale a 41.800 km de conducción real cada semana, teniendo en cuenta que por cada vuelta a la pista es como si el coche recorriera 380 km de carretera.

Esta versión cuenta con una suspensión (McPherson con barra estabilizadora delante, independiente multibrazo detrás) que ha sido configurada en la pista alemana para aportar una dinámica más dura, más deportiva. En las ruedas monta neumáticos de dimensiones 225/40 R18, y para los frenos se utilizan discos mayores que en la versión normal: de 300 mm delante y 284 mm detrás.

Así se distingue un Hyundai i30 Turbo

Hyundai I30 Turbo prueba

Deportivo funcional

El Hyundai i30 Turbo nos llega con cinco puertas, y pronto también con tres puertas.

En el exterior

· Nueva rejilla para el radiador.
· Paragolpes con detalles en rojo.
· Nuevo diseño de los faros LED.
· Tubo de escape de doble salida.
· Difusor trasero.
· Llantas de aleación, de 18 pulgadas.
· Altura total rebajada en 5 mm.
En el interior

· Revestimiento del techo en negro.
· Asientos delanteros deportivos.
· Todos los asientos, con remates en rojo.
· Volante y panel de instrumentos deportivos.
· Detalles en rojo hasta donde alcanza la mirada.
· Empuñadura de la palanca de cambio exclusiva.
· Guarnecidos de las puertas exclusivos.
LongitudBatallaAnchuraAlturaVía delanteraVía traseraDistancia
al suelo
Capacidad
maletero
4.300 mm2.650 mm1.780 mm1.465 mm 1.569 mm 1.571 mm 140 mm 378 - 1.316 l
Hyundai I30 Turbo prueba - contacto

Por 25.500 euros

Como opcionales quedan el navegador y el techo panorámico. La versión de tres puertas tendrá un sobrecoste de 200 euros.

Visto por fuera, el Hyundai i30 Turbo da el pego como compacto deportivo. Los elementos que le son propios ayudan a dotar al compacto de una estética más atrevida, si bien no llega al punto de ser un coche agresivo. Menos, en los tonos que encontramos en la presentación. A una versión como esta seguramente le quede mejor un radical color negro como el Jet Black (negro azabache) que es específico del i30 Turbo.

Al entrar en el habitáculo, la sensación es de encontrarnos en un interior que emana deportividad en el aspecto estético. El uso de los tonos negro y rojo en los asientos, así como detalles como la esfera roja en el pomo de la palanca de cambios o los pedales en acero nos trasladan directamente al carácter de esta versión, que por lo demás aprovecha líneas curvas y marcadas para separar bloques, tanto en el salpicadero como en la consola central.

Hyundai I30 Turbo Contacto prueba

Usabilidad

La cámara trasera queda protegida tras el emblema de la marca, que se alza de forma automática cuando ponemos marcha atrás.

La posición de conducción es muy natural, con unos asientos delanteros que destacan muy favorablemente por su comodidad, aunque pueden mejorar algo en agarre transversal, más si consideramos el talante deportivo de este compacto. Los asientos traseros son mucho más planos, con unos mínimos soportes laterales.

En cuanto a los reglajes, el Hyundai i30 en general mantiene las 10 posiciones del ajuste eléctrico que vienen de la generación anterior, incluyendo ajuste lumbar para el conductor de serie en las versiones medias y obviamente en las más equipadas, como es el caso del i30 Turbo. Resulta muy sencillo encontrar la posición de conducción de manera natural.

Aun siendo este un compacto de vocación deportiva, la visibilidad es buena, tanto para un trazado urbano como para uno interurbano. La cámara trasera, escamoteada tras el emblema de la marca, es sólo uno de los ingredientes tecnológicos que el i30 en general ha heredado de los i40 y Genesis, junto al avisador de cambio de carril o el asistente al estacionamiento.

Hyundai i30 Turbo: de la carretera al circuito

Hyundai I30 Turbo prueba dinámica

A prueba con el Hyundai i30 Turbo

El motor T-GDI de 186 CV y 265 Nm es el más potente de la gama actual.

Nos hacemos a la carretera, y lo hacemos partiendo de la zona Norte de Madrid, circundando la ciudad por el oeste en dirección al circuito del RACC, cerca de Moraleja de Enmedio. Esto nos permite circular por entornos de autovía y carretera, principalmente. No habrá grandes trazados urbanos en esta prueba dinámica con motivo de la presentación del Hyundai i30 Turbo, ni tampoco carreteras reviradas.

El motor T-GDI, que es la novedad de esta versión del i30, se fundamenta en un bloque de inyección directa multipunto que funciona a un régimen de compresión de 9,5:1. Entrega un máximo de 186 CV a 5.500 rpm, con 265 Nm de par máximo que abarca un amplio rango (entre las 1.500 y las 4.850 vueltas), para una masa en vacío de 1.292 kg. Es el mismo bloque DOHC que monta, en atmosférico, la versión de 135 CV y 164 Nm.

El motor 1.6 T-GDI 186, en cifras
Cilindrada1.591 cc
Potencia máxima186 CV a 5.500 rpm
Par máximo265 Nm 1.500-4.500 rpm
Masa1.292 kg
0 a 100 km/h8 s
Velocidad máxima219 km/h
NEDC urbano9,6 l/100 km
NEDC extraurb.6,0 l/100 km
NEDC combinado7,3 l/100 km
Emisiones CO₂169 g/km

Sobre la marcha resulta lo mismo que se puede presagiar sobre el papel, o sobre la pantalla. Este T-GDI va bien para mantener un régimen de vueltas relativamente bajo, porque en cuanto a par y potencia va sobrado para mantenerse a ese ritmo, siempre que cuente también con la caja adecuada. De todas formas, si le pedimos imposibles no los va a dar con demasiada alegría, ya sea por retraso en el turbo o quizá porque el motor no destaca por tener una muy elevada relación de compresión.

En cuanto a la dinámica, lo más destacable de este Hyundai i30 Turbo es la dureza de la suspensión, que se soporta bien incluso en los acusados resaltos que pueblan la orografía madrileña. Sobre el asfalto bacheado de los alrededores de Madrid repercute poco los sinsabores del terreno al habitáculo, y en el resto de las situaciones contribuye a que la sensación de conducción sea lo bastante ágil.

Hyundai I30 Turbo prueba dinámica

La salida no da para muchas pruebas de chasis, así que queda pendiente para otra ocasión. A primera vista, el coche responde de forma fiel a lo que se le pide en curvas. La dirección Flex Steer es de asistencia eléctrica variable, y según nos cuenta la marca de cara al i30 Turbo se ha hecho más directa, en consonancia con el resto del tratamiento que ha recibido la dinámica del vehiculo. Su tacto es suficientemente duro como para transmitir la resistencia justa y necesaria, y a la hora de trazar lo hace de forma fiable.

En el circuito del RACC aprovechamos para realizar unas pruebas de frenada y contravolante sobre pista deslizante, además de un poco de perfeccionamiento en esquivas. Nada que destacar aquí sobre el comportamiento del vehículo, porque estas actividades tienen más que ver con la pericia de cada conductor que con el vehículo, y porque realizamos esas actividades aprovechando el lanzamiento de las actualizaciones de la gama. Pero de todas formas resulta metafórico terminar la prueba de un coche que fue desarrollado en circuito, en un escenario como este.

Los gastos del viaje para esta presentación han sido asumidos por la marca. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos