Publicidad

La venganza perfecta contra el pelotudo que aparcó mal su coche en un supermercado argentino: rodearlo con carritos

La venganza perfecta contra el pelotudo que aparcó mal su coche en un supermercado argentino: rodearlo con carritos
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tristemente, es habitual encontrarnos con coches mal aparcados. Desde los que ocupan dos plazas sin pudor alguno, hasta los que dejan su automóvil en las zonas reservadas para personas con movilidad reducida, pasando por los que deciden que su vehículo cabe en un hueco imposible y lo dejan a dos milímetros del resto, previo ajuste al toque.

Pero uno de los casos más llamativos con los que nos hemos topado es el que ahora nos ocupa: un conductor, ni corto ni perezoso, decidió que era buena idea estacionar su coche en la zona reservada para los carros de la compra en un centro comercial. Y así se vengaron los trabajadores del supermercado.

Ocurrió a principios de este mes en un centro comercial de Temperley (Lomas de Zamora, Argentina) donde se ubica un supermercado de la cadena Coto. Y de ello hemos tenido noticia gracias a unas fotos publicadas en Facebook por un usuario que se encontró la surrealista escena al acceder al párking tras salir del cine con su pareja.

El testigo en cuestión es Arnold Angelini, abogado de profesión, que no dudó en subir las imágenes retratando al Peugeot 306 plateado encerrado entre una marea de carritos. En sólo un día, las fotos se hicieron virales, claro.

No, aquí no se puede aparcar

Así se han vengado los empleados de un supermercado de un coche mal aparcado

Angelini hizo pesquisas rápidamente: el conductor aparcó su compacto donde le vino en gana y, cuando los empleados del supermercado lo vieron ocupando el área donde van colocados los carritos, decidieron cortar por lo sano: en vez de denunciar el coche a la policía, optaron por atrincherar al Peugeot 308 para que, cuando su dueño volviera, le fuera imposible, o al menos muy complicado, sacar su coche.

Así, instado por sus amigos, Angelini compartió su indignación en Facebook: "La verdad que hay que ser muy pelotudo para estacionar el auto en el sector ‘changos’. Aplauso para los empleados que le dejaron encerrado el auto".

En unas horas su post se hizo viral (en el momento en que se escribe este artículo tiene más de 7.000 shares) y no se hicieron esperar los comentarios de otros internautas criticando al conductor en cuestión.

"Mi pareja sacó la foto. Lo insólito es que realmente el auto estaba mal estacionado y los changuitos los pusieron después. Estacionó donde quiso... A veces no hay lugar y tenés que buscar en otro lado, pero lo más loable es lo que hicieron los empleados: es su trabajo y están cansados de que les pase lo mismo", ha comentado Angelini a Elcomodorense, un medio de la zona.

La misma publicación señala que este centro comercial cierra a las 21:00, pero que el aparcamiento se mantiene abierto hasta que finaliza la última sesión del cine. Así, es de suponer que el irrespetuoso automovilista había ido a ver una película, pues aparcó antes de que cerrase el supermercado. Sea como fuere, seguramente se lo pensará dos veces antes de volver a estacionar su coche donde no debe.

"No respetan al otro, es cuestión de vivir con valores dentro de la sociedad. Si hubiese sido una emergencia me callo la boca. No llegué a ver cuando salió de ahí, francamente no lo vimos. Esto se hizo viral porque un amigo me pidió que lo compartiera", añade el letrado.

Fotos: Arnold Angelini en Facebook.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir