Compartir
Publicidad

Vender el coche por Internet: poniendo el precio justo

Vender el coche por Internet: poniendo el precio justo
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos con nuestro especial en Motorpasión sobre la venta del coche por internet y hoy toca un tercio difícil, el de poner precio a nuestro preciado coche. Y he utilizado el calificativo "preciado" porque es principalmente ese uno de los problemas que se nos presentan a la hora de valorar nuestro coche, que normalmente lo queremos demasiado y creemos que su precio es superior al real.

Por eso vamos a daros unas pequeñas pautas para que ni pequéis por exceso ni por defecto. Como ya vimos hace unos días cuando mi compañero Héctor hacía especial hincapié en los preparativos y la puesta a punto, hay muchos detalles que tener en cuenta y que no solo hacen feo o bonito a un coche, si no que puede añadir o restar valor a un coche.

Vender el coche por internet, poniendo precio

Ha llegado el momento de poner a la venta nuestro coche por internet y tenemos que ponerle precio. ¿Por dónde empezar? Vamos a empezar a valorar el coche por lo más importante y luego iremos observando los puntos que pueden pasar más desapercibidos o que tienen menos repercusión en el monto total de dinero.

¿Cuánto vale mi coche?

A la hora de acotar el precio de nuestro coche, primero hemos de encontrar cuanto cuestan coches similares de la misma marca y modelo. Para ello lo más fácil es utilizar los buscadores que veremos en la entrada de vender coche por internet en la que analizamos en profundidad lo que nos ofrecen estas herramientas de búsqueda y nuestras recomendaciones.

Hemos de buscar coches con una motorización similar al nuestro y sobre todo apuntarnos los precios de todos los que se acerquen suficientemente a las especificaciones del nuestro. También conviene apuntar kilometrajes y cuanto tiempo llevan publicados los anuncios, ya que como veremos este es un factor importante a considerar.

Con estos precios y tomando en cuenta los kilometrajes más aproximados al nuestro realizaremos un primer cálculo del precio de venta de nuestro coche. A partir de esta cifra que debería ser más o menos la media entre todos los coches similares que hayamos encontrado iremos ajustando, dando mayor importancia a los que tengan un kilometraje más parecido al nuestro.

Vender el coche por internet, poniendo precio

Como es raro que un coche que encontremos en internet tenga exactamente las mismas características que el nuestro, hemos de introducir factores correctores al alza y a la baja sobre el precio medio que hayamos conseguido.

Insisto en que es importante que utilicemos el precio medio que hemos hallado, ya que un exceso de optimismo con el valor de nuestro coche del tipo "Pues mi Toyota Prius de 2010 cuesta 24.000 euros, ¡porque yo lo valgo!" puede llevar a que nuestro anuncio pase sin pena ni gloria por el buscador elegido y acabe hundiéndose en el olvido más absoluto, sin conseguir comprador.

Es por eso que hay que descartar los anuncios que lleven más tiempo colgados en los buscadores, ya que muy probablemente o se trata de gente que se ha olvidado de que tiene el anuncio puesto a pesar de haberlo vendido, o normalmente se trata de gente excesivamente optimista que no ha conseguido vender su sobrevalorado coche.

Vender el coche por internet, poniendo precio

Añadir o quitar valor a nuestro coche

Bien, es hora de sumar y restar. Hay múltiples detalles de nuestro coche que aumentan su valor. Hay que ser muy objetivos a la hora de valorar estos aspectos, lo normal es que nuestro comprador tenga algunos conocimientos de los básicos de la segunda mano y hay que hilar muy fino. Una pintura y carrocería bien cuidada suma valor, sin embargo cualquier grieta, bollo o desperfecto en la pintura se lo quitará.

Es recomendable tirar de los partes del seguro que tengamos disponibles para reparar las piezas dañadas (en caso de estar asegurado a daños propios) y dejar la carrocería en el mejor estado posible. Una buena fachada que cause una buena impresión nos permitirá subir ligeramente el precio, pero no hay que descuidar tampoco el interior. Si los tapizados, los asientos, las alfombras y los elementos con los que se tiene contacto (volante, pomo, botones, pedales...) están en buen estado, el precio se puede subir algo más.

Los desperfectos en el exterior o el interior, se deben utilizar para reducir el precio o al menos tenerlos en cuenta a la hora de negociar el precio a la baja, porque a poco conocimiento que tenga el comprador, seguramente lo tenga en cuenta y lo utilice para bajar el precio.

Vender el coche por internet, poniendo precio

Además de que esté estéticamente bien, es básico que todos los mandos, sistemas, el motor, la caja de cambios y demás componentes funcionen correctamente para subir el precio. Si acabamos de pasar la ITV, hacerle el mantenimiento o cambiarle alguna pieza, hay que tenerlo en cuenta para subir o bajar el precio. De todas formas, siempre podemos optar por esperar sin hacer estos gastos, bajar ligeramente el precio y dejar claro a nuestro comprador que le hace falta tal o cual desembolso.

Por ejemplo no es complicado encontrar coches a la venta con el motor hecho polvo, con neumáticos lisos o a los que se les ven las lonas, al que le caduca la ITV en apenas unos días o con la revisión por pasar. Dependiendo de que cosa hablemos, por ejemplo una revisión básica quizá nos salga a cuenta pasarla y a continuación repercutirla en el precio de nuestro coche.

Otra de las cosas que aumentará el precio de venta de nuestro coche es que haya pasado todas las revisiones de forma puntual, reflejando en el libro de mantenimiento que normalmente lleva el coche la realización de estas operaciones. Y si además conservamos las facturas, como os dijo Héctor, mejor que mejor.

Asientos de cuero

Hay opciones del coche que se valoran mejor que otras, por ejemplo que nuestro coche tenga una tapicería de cuero puede ser bueno, siempre y cuando hayamos mantenido correctamente el material, claro. Si tiene algún equipamiento, que funcione también ayuda a aumentar el precio, volviendo al ejemplo de los asientos, de nada sirve que sean de ajuste eléctrico si no funcionan correctamente.

Finalmente, lo de añadir Full-equipe a cualquier coche me temo que ha dejado de funcionar. Con unos conocimientos básicos cualquiera sabe que un Ford Focus Ambiente o un Seat Ibiza Reference por mucho que lo acompañemos con un Full-equipe, poco equipe va a llevar. No nos engañemos, es mejor mostrar las cosas tal y como son. También que haya una nueva generación de nuestro coche nos puede hacer perder algo de valor en el nuestro. La gente entre dos coches, iguales y precios parecidos siempre optarán por el más nuevo, salvo que su gusto personal sea la generación anterior.

Hay muchas otras cosas que normalmente se considerarían buenas para el valor del coche, como puede ser aparcar el coche en garaje, una conducción tranquila o un dueño especialmente cuidadoso. El problema es que estas cosas es muy complicado demostrarlas. No sería la primera vez que se cuela al comprador un coche "siempre en garaje, conducido por mi abuelo, un apasionado de los coches", que luego resulta que ha servido para las prácticas de todos los noveles de la familia, se ha aparcado en un camino de tierra, ha visto agua solo cuando ha caído del cielo y que tiene más golpes que el plato de un loco.

Vender el coche por internet, poniendo precio

Un ejemplo práctico, valorando un Toyota Prius

Desde que tengo mi coche me gusta mirar el dinero que podría sacar por él en un momento dado. Para poneros un ejemplo práctico, breve, pero funcional, he recopilado los datos de cinco Toyota Prius Advance, el mismo acabado que el mío, con un rango de kilómetros similar (en el entorno de los 40.000 km) y una edad también similar (tres años más o menos).

El resultado ha sido curioso, solo he conseguido encontrar un coche a la venta que calcase las opciones del mío (techo solar, navegador y pintura metalizada), con un mes menos que el mío y un precio de 19.900 euros. El buscador utilizado no ofrece la fecha de publicación, pero me temo que ese anuncio es de esos que hemos mencionado, de los que se quedan sin vender por exceso de optimismo del vendedor.

No me queda otra que calcular el precio de partida con los otros que no llevan el mismo equipamiento. Salen unos 15.500 euros de media, sobre todo teniendo en cuenta un modelo con más kilómetros pero más nuevo que el que tomamos como ejemplo y al que solo le falta el navegador para ser idéntico en equipamiento. Le podríamos sumar algo de valor por el navegador, unos 800 euros y unos 500 por el techo solar.

Vender el coche por internet, poniendo precio

En total nos saldrían 16.800 euros, podríamos redondearlos hasta los 17.000 euros teniendo en cuenta que todas las revisiones se han hecho en taller oficial y que el estado del interior es prácticamente perfecto, no así del exterior, que tiene algún desperfecto. Si me voy a deshacer del coche, no me tiene que importar gastar algún parte del seguro en reparar esos desperfectos y entonces dejar el mismo precio.

Una vez puesto a la venta, es recomendable pecar de optimista subiéndole por ejemplo 500 euros, pero siendo flexible a la hora de la negociación del precio y sobre todo dejar claro quién paga la transferencia. Normalmente es el comprador, pero dependiendo de cada caso se puede jugar con esta transferencia a la hora de acordar un precio definitivo.

Pues bien, ya tenemos precio para nuestro coche, ahora solo queda poner un anuncio y con suerte venderlo a un buen precio. Esperamos que esta entrada os haya sido útil y os invitamos a acompañarnos durante este especial sobre vender el coche por Internet.

En Motorpasión | Vender el coche por Internet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio