Todos los mandatarios irán en autobús al funeral de la reina Isabel II. Joe Biden irá en 'La Bestia' o no irá

Todos los mandatarios irán en autobús al funeral de la reina Isabel II. Joe Biden irá en 'La Bestia' o no irá
33 comentarios

El funeral de la reina Isabel II, el próximo lunes 19 de septiembre será uno de los acontecimientos internacionales de este principio de siglo. En Londres se reunirán la inmensa mayoría de jefes de estados o de gobierno de medio mundo en lo que se conoce como la operación London Bridge.

Se espera tantos dignatarios internacionales que los británicos han avisado que los dignatarios deberán ir a la abadía de Westminster en autobuses especialmente fletados para el evento. Salvo si se trata del presidente de los Estados Unidos. Joe Biden, podrá acudir al funeral de la reina con The Beast, o La Bestia, su limusina blindada, según The Times.

La Operación London Bridge es el acontecimiento internacional de mayor seguridad que se ha celebrado en la capital británica, y Politico informa de que conlleva restricciones sin precedentes, incluso para los asistentes.

Vuelos comerciales y autobuses para los más de 100 jefes de estado

Citando un documento filtrado de la Oficina de Asuntos Exteriores, de la Commonwealth y de Desarrollo (FCDO), las restricciones implican usar vuelos comerciales hasta Londres ya que se pide que no se vuele hacia Heathrow en avión privado o de Estado, la imposibilidad de utilizar un helicóptero para desplazarse desde el aeropuerto a un lugar cercano y desplazarse en coche privado o de Estado hacia la abadía de Westminster.

la bestia

Se pide a los asistentes que vuelen en avión comercial y que se desplacen en autobuses de enlace hasta el recinto de la Abadía, "debido a las estrictas restricciones de seguridad y de circulación".

Así, los líderes mundiales tendrían que dejar sus coches en un lugar del oeste de Londres antes de ser trasladados al funeral en autobuses.

Hay que destacar que son recomendaciones. Por ejemplo, se puede usar un avión de Estado o privado si se aterriza en un aeropuerto más alejado de la capital inglesa. Del mismo modo que, no nos engañemos, más de un dignatario podrá ir en coche privado hasta la abadía. Entre ellos, evidentemente, Joe Biden, presidente de los Estados Unidos.

La bestia y servicio de seguridad

El Presidente de Estados Unidos, por ejemplo, no irá en un vuelo de Virgin Atlantic, obviamente. Volará en el Air Force One, que podrá aterrizar en una de las cinco bases que la USAF comparte con la RAF o bien en la de Lakenheath, una base exclusivamente operada por personal militar estadounidense.

Y por supuesto, irá a Westminster en su Cadillac blindado, conocido como la Bestia, por razones de seguridad. Su limusina de 11 toneladas tiene un blindaje de 20 centímetros, metralletas y, al parecer, puede resistir un ataque químico. Pero lo más impresionante de La Bestia no es tanto el coche como la caravana de seguridad que le sigue. En ocasiones, han sido más de 85 coches. No cabe duda que está vez en Londres, serán muchos menos.

Una fuente gubernamental explicó a The Times que sería inapropiado pedir a los líderes del G7 que fueran en un autobús, pero añadió que se ha pedido a los dignatarios que sean flexibles.

Además de Joe Biden, es probable que el presidente francés Emmanuel Macron, el emperador japonés Naruhito y el presidente israelí Herzog eviten el viaje en autobús de los jefes de Estado y vayan en limusinas privadas.

Temas
Inicio