Compartir
Publicidad
Publicidad

Lada Niva todofluido

Guardar
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los rusos nunca dejarán de sorprenderme. Primero hablamos de todoterrenos, luego de descafeinados todocaminos y ahora tienen hasta todofluidos. ¿Qué tienen en común el aire y el agua? Que son fluidos. Pues bien, un Lada Niva especialmente preparado ha logrado moverse por el fondo de un lago hasta tener cubierto todo el habitáculo y el techo.

¿Cómo? Pues entre otras razones, forzando la admisión mediante una tubería que sobrepasa la altura del coche. Pero no basta con eso, ya que ese sistema se limita a lograr que el motor funcione cuando la profundidad del agua cubre la que sería la admisión normal de aire. Hay más cosas. Para empezar, el conductor como ser vivo que es, necesita respirar, y no hablamos de ningún tipo de preparación estanca como los submarinos.

Veámoslo con más detalle:

Lada Niva todofluido

No sólo hace falta una toma de aire para el motor, también viene a ser importante que los gases de escape no salgan directamente al agua, de lo contrario el motor se pararía.

Lada Niva todofluido

Falta el tablero de instrumentos, imagino que por evitar cortocircuitos, por que no valga para nada o por que no funcionaría, quedaos con lo que más os guste. En la zona del reposapié se puede ver un poquito de ¿lastre?

Lada Niva todofluido

Imagino que el agua no estará lo que se dice calentita, de modo que sin unos trajes de neopreno, la pulmonía puede ser escandalosa. Las bombonas de oxígeno son de gran ayuda, pues esto es buceo puro y duro.

Lada Niva todofluido

Aquí comienza la inmersión… Despacito y con cuidado, supongo que es la primera vez que lo hacen.

Lada Niva todofluido

Lada Niva todofluido

Como es evidente, el agua penetra en el habitáculo con rapidez, y cuanta más velocidad mejor, si no sería un mal “pisafondos”. Las ventanillas bajadas ayudan una barbaridad.

Lada Niva todofluido

En este punto, el coche ha alcanzado su profundidad máxima. Sólo le falta el periscopio para ser todo un sumergible de la Armada Roja.

Lada Niva todofluido

Y claro… está bien que entre en el agua, pero que pueda salir más. En el vídeo, si no lo has visto, se aprecia el esfuerzo que tiene que hacer el motor para conseguir salir. El peso del agua que tiene que desplazar tiene que ser considerable. Por que este Lada está equipado con caja de reductoras, si no dudo mucho que su humilde 1.7 de menos de 100 CV (gasolina) pudiera hacer frente a tanta resistencia hidrodinámica.

Si algún ingeniero industrial o de navales quiere mojarse y contar algo más… bienvenido sea.

Gracias a Xal por el aviso.
Fuente | English Russia
Vía | menéame
En Motorpasión | El Mini milagroso que consigue caminar sobre las aguas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos