Compartir
Publicidad

La historia del conductor que se sintió culpable por no pagar una multa y lo hizo... ¡44 años después!

La historia del conductor que se sintió culpable por no pagar una multa y lo hizo... ¡44 años después!
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pagar una multa no suele ser plato de buen gusto para nadie, pero sin duda el protagonista de esta historia se lleva la palma. 44 años después de haber recibido la pertinente sanción por haber aparcado incorrectamente, este conductor decidió hace unos días que era el momento adecuado para ponerse al día con el pago. Y así lo hizo para sorpresa del Departamento de Policía de Minersville.

Parece una noticia propia de El Mundo Today, pero nada más lejos de la realidad. Según informa CNN, un misterioso sobre llegó a finales del pasado mes a las oficinas de la policía de Minersville, una localidad ubicada en el condado de Schuylkill (Pensilvania, EE.UU.). En su interior, encontraron una multa de estacionamiento con fecha de 1974, junto con un billete de cinco dólares y una nota.

Paga una multa de aparcamiento... ¡44 años después!

En la misiva podía leerse: "Querido Departamento de Policía, he estado llevando esta multa durante más de 40 años, siempre con la intención de pagarla. Perdónenme si no les facilito mis datos. Atentamente, Dave". Y esto es todo lo que se conoce hasta el momento de la identidad del conductor, que casi medio siglo después ha querido resarcirse con las autoridades.

Casos como este no ocurren todos los días, por lo que la noticia ha dado la vuelta al mundo como también ocurriera con aquel Ferrari 458 Italia que se recorrió Europa con una matrícula de papel.

El buen ciudadano norteamericano

Paga una multa de aparcamiento... ¡44 años después!

Tal y como se puede ver en la sanción, que fue impuesta al tal Dave por aparcar en un área restringida, el importe de la multa era de dos dólares. Una cantidad que ahora parece irrisoria, pero que no lo era tanto en 1974. Consciente de ello ha sido este conductor norteamericano que ha decidido pagar cinco dólares en vez de dos, por los intereses generados del retraso.

Algo realmente irónico ya que, según comenta, Michael Combs, jefe de policía de Minersville, esta sanción está penada en la actualidad con 20 euros. En el sobre, comenta el agente, el remitente que aparecía era el siguiente: "Me siento culpable, Wayward Road, Anytown". Sentido del humor no le falta al infractor, no cabe duda.

Combs lleva desde entonces queriendo encontrar al conductor a través del automóvil que aparece reflejado en la multa, cuya matrícula es de Ohio. Sin embargo, por desgracia para el agente, la ley no permite rastrear licencias de conducción de otros estados.

Al ser preguntado por la cantidad que debería realmente este hombre al condado de Schuylkill, Combs no contesta. El agente asegura que sólo quiere ponerse en contacto con el bueno de Dave para darle las gracias y ha aprovechado la situación para recordarle al público que es importante pagar las sanciones de tráfico. Lo que no pase en Tierra del Tío Sam...

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos