Compartir
Publicidad
Publicidad

Dormir en el coche

Dormir en el coche
Guardar
29 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer me pegué la primera siestecilla en mi coche actual, y me sirvió para conocer qué tal se comporta en ese aspecto poco habitual y posiblemente nada importante. Aún así compartiré con vosotros las conclusiones que saqué, por si alguno quiere “medir” su coche en este aspecto.

Lugar: Hablaré de los asientos delanteros, porque los traseros son bastante complicados a menos que seas relativamente pequeño.
Longitud: Aspecto fundamental. Si el coche es pequeño o tu demasiado alto, la cosa no funciona. Es trivial pero conviene no olvidarlo.
Inclinación de asientos: Cuanto más se pueda abatir el asiento hacia atrás, en principio mejor. Sin embargo, la inclinación suele estar condicionada a tocar el asiento trasero, algo que podemos mejorar moviendo el asiento hacia delante, lo que nos dejará menos espacio para las piernas. Buscar el compromiso entre una cosa y otra puede ser complicado, aunque en mi caso diría que prefiero dormir más erguido y no con las piernas encogidas.
Dureza de los asientos: Lo mismo que para un viaje largo: los asientos blandos, aunque al principio parecen cómodos, acaban siendo una pesadilla. Los muy duros también, por lo que lo ideal es un término medio de firmeza.
Sujeciones laterales: Aquí si que funciona distinto. Las sujeciones laterales de los asientos, esas que son tan cómodas en curvas, juegan en nuestra contra si nos queremos mover algo.
Reposacabezas: Dependiendo del diseño, nos puede amargar la siesta si no se adapta bien a cómo queremos poner la cabeza. En todo caso, un cojín cervical inchable o una pequeña almohada nos pueden salvar. En mi caso el cojín de Ikea de 2 euros resultó perfecto para la ocasión.
Pies: Si duermes con otra persona o no te gusta “moverte de tu sitio”, los pedales pueden ser un problema. El reposapiés lateral o meter los pies por debajo de los pedales pueden ser las claves para acomodarnos. En todo caso, si podemos elegir, mejor asiento del acompañante.
Entorno: A la sombra de un árbol (o con un parasol en el parabrisas), en un sitio tranquilo y recto. Claro, que normalmente no puedes escoger tanto.

En todo caso, que nadie se lo tome más que como una curiosidad, dónde esté una buena cama que se quite lo demás. Aunque nunca se sabe, igual se nos ocurre añadir un pequeño “cama-test” a las pruebas de Motorpasión.

Ahora es el turno de que añadáis vuestros consejos en los comentarios, que seguro que muchos tendrán experiencia en el tema.

Foto | Saltasetas’ entelechy (por cierto, parece un Citroën C3 y tiene pinta de muy incómodo)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos