Publicidad

Convierten el motor de un coche en un 'kinder sorpresa' de droga, con casi 10 kilos de cocaína en su interior

Convierten el motor de un coche en un 'kinder sorpresa' de droga, con casi 10 kilos de cocaína en su interior
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los narcotraficantes cada vez hacen gala de mayor creatividad para hacer llegar la droga a otros continentes. Y sin duda el caso que ahora nos ocupa es uno de los más llamativos: casi diez kilos de cocaína escondidos... ¡en el interior del motor de un coche!

No, no se trataba de un propulsor en activo, como es obvio: el bloque fue enviado por paquetería y detectado en el Aeropuerto de Alicante-Elche. Así lo han confirmado en un comunicado conjunto la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria (del que se hacen eco varios medios como Las Provincias), que han incautado la ilícita mercancía, cuyo valor en el mercado ilegal habría ascendido a casi 900.000 euros.

Habitualmente hemos hablado de supercoches incautados a la mafia que han pasado a ser coches patrulla y, recientemente, os contábamos la historia de uno de los McLaren F1, la unidad 39, cuya pista se había perdido en el tiempo y con un jefe del cártel de la droga de Culiacán de por medio. Pero nunca nos habíamos topado con que el propulsor de un automóvil sirviese de escondite para hacer desembarcar droga en España.

Más de tres horas para despiezar el propulsor

El paquete en cuestión que contenía un motor de coche, llegó al aeropuerto alincantino el 6 de julio desde Perú. Aduanas alertó a la Policía Nacional y la Guardia Civil por considerar sospechoso este envío, así que revisaron la documentación del paquete y lo sometieron al escáner de rayos X. El análisis concluyó que se trataba del propulsor de un coche, de unos 150 kilos de peso, pero en su interior se detectaron partes orgánicas.

Así, los agentes de ambos cuerpos de seguridad, en concreto la unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDyCO) de la Policía Nacional de Alicante y la Oficina de Análisis e Investigación Fiscal (ODAIFI) de la Guardia Civil, se embarcaron a inspeccionar el motor, en cuyo exterior detectaron marcas que indicaban que había sido manipulado, además de descubrir en el mismo una sustancia similar al jabón de manos que dio positivo en cocaína.

Los indicios eran evidentes, por lo que el siguiente paso fue despiezar el motor, para lo que tuvieron que hacer uso de una radial e invertir más de tres horas. Así, encontraron nada menos que 9,64 kilos de cocaína escondidos en numerosos componentes del motor como los cilindros y otros huecos del bloque, como puede verse en las imágenes.

El paquete tenía tres destinarios: dos españoles de 49 y 50 años y un venezola de 51 años de edad, todos ellos residentes en Alicante. Dos de ellos eran meros intermediarios, por lo que han sido puestos en libertad, y el tercero, encargado de distribuir la droga, ya ha ingresado en prisión por tráfico de estupefacientes y delito de contrabando según lo determinado por el Juzgado de Instrucción nº 3 de Elche. Ver para creer.

En Motorpasión | Más de 4.000 CV, 54 ruedas motrices y 173 metros de largo. Así era el loco tren todoterreno de EEUU nacido de la Guerra Fría

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios