Compartir
Publicidad
Chernóbil y los vehículos radioactivos que allí quedaron abandonados
Otros

Chernóbil y los vehículos radioactivos que allí quedaron abandonados

Publicidad
Publicidad

El desastre nuclear de Chernóbil, ocurrido en la madrugada del 26 de abril de 1986, ha vuelto al candelero gracias a la interesante serie de televisión producida por HBO, y como refleja ésta, miles de vehículos radiactivos quedaron abandonados en las inmediaciones del lugar.

Tras el accidente en la planta, ubicada en la actual Ucrania y por entonces parte de la Unión Soviética, muchos vehículos de todo tipo se utilizaron para la extinción del incendio inicial en la central, para las labores de limpieza posteriores o para transporte de heridos, por ejemplo, y por tanto fueron expuestos a enormes niveles de radiación, convirtiéndose en peligrosos objetos radiactivos.

Cientos de estos vehículos y aeronaves fueron abandonados en las inmediaciones de la central nuclear Vladímir Ilich Lenin, epicentro de la catástrofe. El lugar donde se depositó toda esta maquinaria (se habla de alrededor de 1.350 vehículos), dentro de la zona de exclusión y 25 kilómetros al suroeste de la central, se llama Rassokha.

Chernóbil
Chernóbil

Cementerio radiactivo

Se trata de un cementerio repleto de hierros radioactivos, que allí quedaron a la espera de una solución final hace casi treinta años. En esta especie de desguace improvisado se dejaron todo tipo de vehículos, muchos de ellos utilizados en las labores de extinción y control de las explosiones que desencadenaron el terrible suceso, así como en la evacuación de los miles de residentes de la zona.

Algunos de los camiones de bomberos que más cerca estuvieron de la planta nuclear, en concreto los que trabajaron en la central durante la noche del desastre, fueron sepultados en enormes fosas debido a sus altos niveles de radiación, pero muchos otros quedaron expuestos en esta campa radioactiva.

Chernóbil
Chernóbil

En el cementerio de Rassokha hay de todo: helicópteros, vehículos militares (tanquetas, camiones, vehículos anfibios, etc...), grúas, autobuses, ambulancias, camiones de bomberos, coches privados, etc...

Durante años los pocos habitantes que quedaron en la zona y los visitantes intentaron hacer negocio para sobrevivir, saqueando los vehículos para vender motores, chatarra metálica o cableado de muchas de estas máquinas, a pesar de estar contaminados, y por eso muchos de ellos tienen el capó abierto en las fotografías.

Chernobil
Fotos: Porco Rosso (Flickr)
Chernobil
Foto: Porco Rosso (Flickr)

Algunos blindados anfibios BDRM de reconocimiento y patrulla se utilizaron activamente tras el accidente. El blindaje reducía el nivel de radiación gamma a la que se exponían sus ocupantes, y algunos están incluso equipados con radiómetros integrados, ya que se usaron para labores de medición de radiación. También se dejaron allí helicópteros MI-6, de los que hay varios en este lugar.

Actualmente la zona de exclusión es un enorme reclamo turístico, y la afluencia de gente se ha catapultado en los últimos tiempos. Junto a la propia central nuclear y a la abandonada ciudad de Pripiat, que son los lugares más visitados por los turistas, este cementerio radiactivo de Rassokha es también otra de las mayores atracciones turísticas.

Vídeo | Youtube
Vía | English Russia
Fotografías | Zametkiev, Porco Rosso (Flickr), Eamonn Butler (Flickr), Ian Bancroft (Flickr), Thedakotakid (Flickr)

Una versión previa de este artículo se publicó en octubre de 2015.
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio