Buenos propósitos para el año 2009

Buenos propósitos para el año 2009
16 comentarios

Tengo una teoría sobre los buenos propósitos que todos nos hacemos a final de año: se pueden dividir en dos tipos, los que cumples antes de que termine el año y los que no cumples nunca. Como mucho, en los primeros cinco días del año.

De todas formas es una fecha tan buena (o tan mala) como otra cualquiera para hacer una lista de buenos propósitos que nos gustaría cumplir el próximo año. Y, además de los personales, también tengo los míos relacionados con Motorpasión.

Porque sabemos que los coches son más que un mero medio de transporte: son una cultura, un arte, un medio de transporte y una parte muy grande de nuestra industria. A continuación os planteo algunos, que espero que suscribáis, y queda abierto a añadir los vuestros.

Reducir el consumo

Empezamos por uno flojillo: no muy profundo pero sí un buen reto personal, de los que me gustan a mí. El año pasado me prometí dejar el chocolate, y en 2008 he cumplido a rajatabla. Así que en 2009 en vez de calorías podemos proponernos bajar nuestro consumo (y no vale cambiar de coche).

Los que utilicen diésel, tendrán un motivo extra: será más caro (también más limpio). Aunque sean unas décimas, parece un buen reto, ¿no?

Ser más amables al volante

estres

Nunca se es demasiado joven ni demasiado viejo para madurar. Y ser más amables al volante es un buen objetivo para estar más a gusto con nosotros mismos. Porque es admitir que en ocasiones utilizamos el coche como vía de escape, y que le gritamos o pitamos al conductor que nos pasa por al lado porque no podemos descargarnos contra la verdadera fuente de nuestros problemas. Relajación, comprensión y buenas maneras para ser mas felices.

Pero ojo, ya lo he dicho: Ser amable al volante no es siempre una buena idea. No hay que confundir ser amable con dejar pasar a alguien que tiene un ceda si acaba de llegar. Ser amable con una persona no puede implicar no serlo con todos los que vienen detrás. Eso sí, sin perder la sonrisa ni la comprensión.

Ser más eficiente y sostenible

gasolina.jpg

¿Qué puedes hacer para reducir tu dependencia del coche? ¿Buscar un trabajo más cerca de tu casa? ¿Teletrabajo? De momento es sólo un ejercicio de reflexión, pero en un par de años puede ser una necesidad. Puede que sea demasiado atrevido empezar a actuar ya, pero desde luego es hora de comenzar a planteárselo.

En otros aspectos más sencillos de nuestras vidas sí podemos y debemos empezar a optimizar. Utilizar el transporte público en vez del coche o simplemente organizarnos mejor: ir de compras con menos frecuencia, organizarnos bien con nuestros amigos para compartir coche para ir a un sitio, etc.

Si eres de los que te piensas fundir tu cuota de petróleo sea como sea, al fin y al cabo también te puede ser de utilidad. Si gastas menos durante la semana podrías tener un coche más potente el fin de semana.

Ser más seguros

dummie

Iba a llamarlo precavidos, pero no: más seguros. No es sólo cuestión de conducción, también de mantenimiento y de tener un coche seguro. 2008 va a cerrar con unas cifras relativamente positivas en España en lo que se refiere a muertes en la carretera.

Aun así, siguen siendo miles de personas las que se dejan la vida en un coche.

Para empezar, debemos ser conscientes de la magnitud del problema. Dejemos a un lado los miedos a los aviones, a la gripe aviar, a los atentados terroristas, a los barcos hundidos y demás desgracias que, estadísticamente, tienen más probabilidad de afectarnos.

Y esto no es sólo por nuestra parte: como lector de Motorpasión, seguro que eres considerado un experto (o al menos entendido) en temas de coches por tus amigos. Tuya es la responsabilidad de utilizar esta influencia de forma positiva, para explicar los riesgos de la carretera y los beneficios de una conducción segura. Y, sobre todo, que por muy buen conductor (o piloto) que seas no estás a salvo de las distracciones, la principal causa de siniestros.

Superar la crisis

Para terminar, un propósito que no tiene que ver directamente con los coches, pero sí indirectamente. 2009 va a ser un año duro para muchos, especialmente para los que se quedan sin trabajo.

Porque los que seguimos con trabajo, no nos deberíamos ni quejar. Me lo decía un amigo: “Decimos que estamos en crisis porque ahora sólo nos podríamos comprar un Peugeot en vez de un BMW. Pero es que hace diez años el coche que nos podíamos comprar, si podíamos, era muchísimo peor que un Peugeot de ahora”. Lo que no quita que sigamos intentando trabajar y crecer, pero tampoco nos podemos quejar.

Y para los que no, un poco de esperanza: “No he conocido a nadie honrado y trabajador al que no le hayan ido las cosas bien”. No recuerdo dónde he escuchado esta frase, ni si era exactamente así. Pero puede ser una buena frase para escribir en la pared y leerla cada día cuando nos levantemos. En las manos de todos está recuperar el crecimiento: no sin esforzarnos y sin sacrificar algunas cosas que habíamos venido disfrutando hasta ahora, pero podemos.

Para todos vosotros, feliz año nuevo. Que sea bueno está en nuestras manos, así que ánimo.

Fotos | EuroNCAP, Audi, Flickr: Jasmic, Adriemooi

Temas
Comentarios cerrados
Inicio