Publicidad

Blablacar, así es y así funciona

Blablacar, así es y así funciona
33 comentarios

Publicidad

Publicidad

La crisis ha hecho surgir modelos de consumo alternativos, como el consumo colaborativo. Los viajes compartiendo coche (ride sharing) están en auge a nivel europeo, y para mucha gente es una alternativa real de transporte además del autobús, el tren o el avión.

La plataforma de compartir viajes Blablacar es una red social para viajar de forma más económica, ya sea al volante o de pasajero. Ayer nos pasamos por su sede en Madrid para conocer un poco más sobre su actividad y el impacto que está teniendo en nuestro país.

Blablacar antes se conocía como Comuto, se instaura en España en enero de 2010, después de Francia. El mayo de 2010 llegó a iPhone, en noviembre de 2011 a móviles Android. El 58% de los conductores son hombres, frente a un 54% de media en Europa. Nuestro país crece bastante más rápido que en Francia y Alemania, países con menos tapujos culturales en lo de compartir coche con "desconocidos".

Blablacar

Una revolución en la mentalidad del transporte

El boca a boca ya ha hecho mucho por la popularidad de esta red, que mueve más pasajeros que sus principales competidores, como Amovens o Carpooling. Pero sin duda "la publicidad gratuita que ha hecho la patronal de empresas de autobús":https://www.motorpasion.com/industria/la-patronal-de-autobuses-fenebus-denuncia-a-blablacar-por-competencia-desleal (Fenebús) le ha dado más visibilidad aún.

Las empresas de transporte protestan porque pierden pasajeros, "acusan de competencia desleal":https://www.motorpasion.com/industria/la-patronal-de-autobuses-fenebus-denuncia-a-blablacar-por-competencia-desleal. Es cierto, se puede achacar --aparte de a la crisis-- al coche compartido que vacíe plazas en el transporte público. Ocurre especialmente en los jóvenes de 18 a 25 años, el 40% de los usuarios. El elevado paro juvenil y el bajo poder adquisitivo lo explica.

Los trayectos más frecuentes en España son Madrid-Valencia, Barcelona-Toulouse, Granada-Sevilla, Murcia-Madrid y Salamanca-Lisboa. Cuando más se usa el servicio es en viernes, domingos y días de conflictividad laboral en empresas de transporte. Eventos como lo del volcán islandés impronunciable dispararon su actividad.

La ocupación media de cada coche es de 2,8 personas, frente a 1,7 personas a nivel europeo (de cualquier tipo, no compartiendo). Blablacar calcula un ahorro económico a los conductores de un total de 255 millones de euros y una reducción de emisiones de CO₂ --por menos coches circulando-- de 700.000 toneladas durante toda su actividad.

El 96% de las valoraciones hechas por los usuarios respecto a sus compañeros de viaje han sido positivas. En el caso de conductores que han circulado de forma incorrecta, muy rápida o que han incomodado a sus pasajeros han acabado en algunos casos expulsados de la red. Se comprueba caso por caso.

En el caso español, somos dados a valorar los viajes, tanto de forma positiva como negativa. Por ejemplo en Alemania se considera normal que todo vaya bien, y hay más porcentaje de usuarios que no ponen valoraciones. Cada usuario las va acumulando y cualquier miembro puede consultarlas, tanto la puntuación como las opiniones particulares.

Blablacar

En el caso de los conductores, se recibe una valoración adicional sobre su forma de conducir, voluntaria para el pasajero. Mantener una buena reputación es clave para que los pasajeros se animen a ir contigo. Se cree que normalmente los conductores se esmeran en "ser buenos", sin correr, ni adelantar por la derecha, etc.

Hay cinco niveles de conductor en la red: principiante, intermedio, avanzado, experto y embajador. Cuantos más viajes se hayan ofertado, antigüedad y más puntuación se haya obtenido, más nivel, más facilidad para ocupar las plazas libres. Los pasajeros pueden buscar ir sólo con embajadores, o mujeres que solo quieren ir con mujeres.

En el futuro se añadirá verificación de identidad por DNI optativa, de momento lo que hace único a cada usuario es el número de teléfono, asociado a un DNI desde hace años. Es muy fácil por lo tanto seguirle la pista a alguien si hiciese falta, y si nos ponemos a pensar mal.

Artículo 101 *1.* Se consideran transportes privados particulares los que cumplen conjuntamente los dos siguientes requisitos: *a)* Estar dedicados a satisfacer las necesidades de desplazamiento de carácter personal o doméstico del titular del vehículo y sus allegados. En ningún caso, salvo el supuesto de percepción de dietas o gastos de desplazamiento para su titular, el transporte particular puede dar lugar a remuneraciones dinerarias directas o indirectas. *b)* Realizarse en vehículos cuyo número de plazas, o capacidad de carga, no exceda de los límites que reglamentariamente se establezcan. *2.* Los transportes privados particulares no están sujetos a autorización administrativa, y la actuación ordenadora de la Administración únicamente les será aplicable en relación con las normas que regulen la utilización de infraestructuras abiertas y las aplicables por razón de la seguridad en su realización. Podrán darse, en su caso, asimismo, sobre dicho tipo de transportes, las actuaciones públicas previstas en el artículo 14.

¿Lo que hace Blablacar es legal?

La empresa se limita a poner en contacto a conductores y pasajeros para hacer trayectos, de momento sin cobrar por ello. Por lo tanto, no realizan una actividad de transporte como tal, y no procede que paguen impuestos por una actividad que no realizan.

Próximamente "cobrarán una comisión del 10% del importe del viaje":https://www.motorpasion.com/otros/blablacar-dejara-de-ser-gratuito-para-los-pasajeros-y-pagara-impuestos-en-espana a los pasajeros para financiar los gastos de la red, por el que abonarán el IVA a las arcas públicas. Pero seguirán sin prestar un servicio de transporte, ellos se dedican a conectar personas.

El que realiza el transporte es el conductor, y esto es legal siempre y cuando no haya ánimo de lucro. Así lo especifica la Ley 17/1987 de Ordenación de los Transportes Terrestres en su artículo 101. Si hubiese lucro, más allá de cubrir gastos, ya sería una actividad económica y la cobertura del seguro del vehículo no sería la adecuada.

Blablacar

Blablacar afirma tener mecanismos para detectar casos en los que hay conductores lucrándose. El precio medio de cada trayecto es el coste variable (combustible y peajes) dividido por tres, aunque puede variarse hasta un 50%. En un turismo en el que un conductor lleve a tres pasajeros veo muy difícil alcanzar rentabilidad, pero sí hay un alivio importante de gastos.

Actualmente, los pasajeros pagan a los conductores su parte en metálico. Con el sistema que quieren implantar, el pasajero pagará su parte del viaje, la comisión de Blablacar y el IVA. El conductor cobrará cuando se verifique que ha trasladado al pasajero usando una contraseña (localizador), a través de cuenta bancaria o Paypal.

La ventaja del sistema es que fortalece el compromiso entre conductor y pasajero. En Francia, donde ya se utiliza, los viajes cancelados han pasado del 35% al 5%. Existen plazos para recuperar el dinero si el viaje se ha de cancelar igual, para no crear tampoco situaciones de agravio.

Blablacar

Charlando con Vincent Rosso, que es cofundador y el responsable de Blablacar en España y Portugal, nos cuenta que es consciente de que habrá un trasvase de usuarios a otras redes sociales que son gratuitas. En Francia ha ocurrido, han perdido algunos usuarios, pero una parte ha vuelto a usar Blablacar pasado un tiempo.

Las fortalezas de una red social como esta son el número de usuarios/viajes y la confianza en sus miembros. Personalmente he comprobado que publicando viajes en las redes competidoras me es más difícil encontrar pasajeros, al tener menos volumen de actividad.

Blablacar no es una iniciativa sin ánimo de lucro. A nivel europeo hay más de 120 personas trabajando en la página Web, comunicación, comprobando perfiles, investigando comportamientos sospechosos, resolviendo dudas... y tienen sus gastos. Algunos servicios funcionan las 24 horas. El importe de la comisión, de media, serán 2-3 euros por pasajero, ninguna fortuna.

Blablacar

No tenemos el dato de usuarios en España, pero la pequeña comisión multiplicada por cada pasajero y cada viaje generará una nada despreciable cantidad. Desde mi humilde opinión no creo que esos 2-3 euros vayan a ser un problema, basándome en mi experiencia como usuario.

Los precios de los viajes son bastante similares a los del autobús o las ofertas puntuales de Renfe. El ahorro es una motivación para el pasajero, pero también lo es el elegir con quién se viaja, la posibilidad de ir puerta a puerta (aunque sea pagando un poco más), con menos rigidez de horarios y en menor tiempo.

El tiempo dirá si la comisión de Blablacar tiene incidencia en las redes competidoras, si estas se animan también a rentabilizar su servicio de la misma forma (ahora Amovens cobra a empresas, Carpooling si se hace con reserva), si hay o no desbandada de usuarios, si Fenebús se aprieta el cinturón con los billetes, etc. Desde luego el coche compartido ya no es minoritario.

Un fenómeno a nivel europeo

La iniciativa también funciona en Reino Unido, Italia, Benelux, Polonia, Ucrania y Rusia. La red cuenta con más de seis millones de usuarios, están creciendo exponencialmente. Existen viajes internacionales en los que el ahorro es considerable. Ideal para hacerse un road trip europeo sin tener que hipotecarnos.

Blablacar funciona de acuerdo a la legislación europea y hay casos en los que hay conexión con las empresas de transporte para ofrecer alternativas, por ejemplo, en el caso de que un pasajero no pueda hacer su ruta por falta de conductores que la hagan. Fenebús debería aliarse con Blablacar, no ponerse en su contra.

Los 10 viajes más populares en Europa solo suponen el 3% del total ofertado, se cubren rutas que ninguna empresa de transporte realiza. Blablacar y sus competidores son, por tanto, necesarios y útiles para sociedad, y las empresas tradicionales solo tienen una vía: adecuarse a ellos y a que las cosas funcionan así hoy día.

¿Qué hay de la competencia?

Amovens es y será gratuito para los particulares, tal y como ha confirmado el CEO en el blog oficial de la empresa. Su modelo de financiación se basa en cobrar la plataforma para empresas o universidades, además de empresas patrocinadoras.

Carpooling.es es gratuito en la modalidad de pago en efectivo. Opcionalmente, el pasajero puede hacer una reserva de plaza pagándola por adelantado, quedándose la empresa un 11% del importe, que deja de recibir el conductor. Además, tienen el servicio de empresas (Premium).

Tenemos también el caso de Compartir.org, que está más enfocada a trayectos habituales, enlazando gente que coincida en trayectos, es gratuita. Compartocoche.com, menos funcional, también es gratuita y se enfoca a trayectos habituales. Viajamosjuntos.com es similar, pero parece un poco abandonada, es gratuita.

Vídeo | Youtube ("I":https://www.youtube.com/watch?feature=playerembedded&v=4Tw2Fnd21Q, "II":http://youtu.be/qyAZI_n1y30) En Motorpasión Futuro | "Así ha sido mi experiencia compartiendo coche":https://www.motorpasionfuturo.com/coche-compartido/asi-ha-sido-mi-experiencia-compartiendo-coche (2013)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios