Compartir
Publicidad

Sebastian Loeb, o cómo ser una máquina de ganar

Sebastian Loeb, o cómo ser una máquina de ganar
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Sebastian Loeb no para, es uno de esos campeones compulsivos que no pueden dejar oportunidades para sus rivales. Lo vuelve a demostrar en el rally de Córcega, donde se ha impuesto en tres de las cuatro especiales del día. Con respecto a esto, hay una cosa de la que me he enterado hoy, y que no sabía. Esta es la primera vez desde 2004 que alguien que no es él gana una especial en el Tour de Corse. Resulta que el año pasado ganó todas y cada una de las pruebas. No se sabe si porque sí, o por una apuesta que mantuvo con un peludo periodista, según la cual si Loeb era capaz de ganar todas las especiales, aquél se rapaba el pelo. Y calvo se quedó. Impresionante…

Esta vez, las cosas no están tan fáciles para el francés, pero sí que más emocionantes para todos, porque Marcus Grönholm (el Otro), está presionando de lo lindo al de Citroen. El finlandés marcó el mejor tiempo en la segunda especial, y termina el día a tan sólo 19 segundos de Loeb. El tercero, eso si, está ya a minuto y cuarto de la cabeza, así que parece que el rally es cosa de dos. En cuanto a los demás “posibles”, Sordo en quinta posición a 1m 44s y Solberg a poco más de tres minutos, en la 14ª posición. Poco que decir en cuanto a la superioridad de Sebastian Loeb, el último gran monstruo de los rallies. A este paso, el todavía vigente récord de Carlos Sainz corre grave peligro…

Vía | WRC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos