Compartir
Publicidad
Publicidad

Samir, ese piloto al que no le gusta que le digan cómo conducir

Samir, ese piloto al que no le gusta que le digan cómo conducir
Guardar
25 Comentarios
Publicidad

Hay personas que saben ser buenos acompañantes en el coche. Te orientan por donde vas, te echan una mano con los mapas, incluso echan un ojo a la climatización para que no pases frío ni calor... y luego están los acompañantes que sólo sirven para ponerte nervioso. Que si cuidado con esto, que si cuidado con lo otro, que si a cuánto vas, que si no vamos a llegar...

De forma análoga, en el interior de un coche de competición tenemos parejas perfectas y parejas que no se avienen ni a gritos. Como pareja perfecta se me ocurre la formada por Sainz y Moya, porque hay que reconocer su buen temple incluso cuando al copi no se le entendían ni las separaciones entre palabras o cuando al piloto le daba por comer carne de oveja. Y en el caso que nos ocupa hoy, tantas collejas merece el acompañante como el Mister Potato de los rallys, de nombre Samir:

Visto lo cual, habida cuenta del desencuentro, y más allá de rendirme al momento tragicómico del minuto 1:12, no puedo evitar recordar algo que le sonará a la gente de mi tierra que veía a Andreu Buenafuente en los tiempos de 'Una altra cosa' en TV3: "Dix fois trop tard!" (lo que vendría siendo "diez veces demasiado tarde" en francés, digan lo que digan los subtítulos chorras del programa).

Vídeo | lexa Mur. ¡Un saludo para PeriDJ!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos