Compartir
Publicidad
Publicidad

Nordschleife, ¿próximo objetivo de Peugeot, y su 208 T16?

Nordschleife, ¿próximo objetivo de Peugeot, y su 208 T16?
Guardar
21 Comentarios
Publicidad

El 30 de junio, el dúo formado por el Peugeot 208 T16 y Sébastien Loeb destrozaron, literalmente, el récord de la subida más famosa del planeta, Pikes Peak. La marca francesa, en colaboración con Red Bull y Michelin, consiguieron que el astro francés cambiara sus dos chevrones por el león para entrar en la historia de la Carrera hacia las Nubes de la mejor forma posible.

Para conseguirlo, Peugeot desarrolló una auténtica bestia. Con 875 CV y 875 kilogramos, el Peugeot 208 T16 era un misil tierra-tierra que permitió a Loeb dejar el tiempo es unos exiguos 8:13.878, cincuenta segundos menos que el siguiente en la tabla. Pero tras conseguir superar el reto, todo parece indicar que Peugeot no quiere jubilar al 208 T16 y podría estar pensando en un nuevo récord, el del Nordschleife de Nürburgring. Si con los medios disponibles, Pikes Peak, parecía un reto asumible, Nürburgring ya son palabras mayores.

Más allá de las cifras que suelen marcar las mulas de pruebas que las distintas marcas llevan al trazado con el objeto de probar o promocionar, el Infierno Verde aún mantiene un récord de cuando se utilizaba el competición. Al volante de un Porsche 956, el malogrado Stefan Belloff completó una vuelta de clasificación en los 1000 km Nürburgring de 1983 en unos estratosféricos 6 minutos y 11,13 segundos.

De momento no deja de ser una intención. Los franceses deberían adaptar el Peugeot 208 T16 al trazado alemán además de, quizá, buscar un piloto con más experiencia. Seguro que el reto a muchos les agrada aunque la barrera de seis minutos en Nordschleife suena a auténtica locura. Así que hasta que sepamos algo más, deberemos conformarnos con el rumor.

Más información en Motorpasión F1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos