Compartir
Publicidad
Publicidad

Así suena y así acelera un kart con motor de Honda CBR 1000 RR y una botellita azul

Así suena y así acelera un kart con motor de Honda CBR 1000 RR y una botellita azul
Guardar
14 Comentarios
Publicidad

Los kart dan mucho juego, además de ser el vehículo ideal para echarse unas tandas y disfrutar de la emoción de la competición aunque sólo sea entre un grupo de amigos, también te proporciona fuertes sensaciones. Su dirección directa, ausencia de suspensión y postura de conducción a ras de suelo hacen que se eleven las pulsaciones de cualquiera.

Si además hablamos de los kart de verdad, no de los de alquiler, esas sensaciones se multiplican por diez. Hay diferentes categorías, pero sólo con un 125 cc de dos tiempos ya se te ponen los pelos de punta y puedes salir hasta con cardenales en los costados de la presión que ejerce el baquet en los apoyos. Pero los hay que buscan más y se les ocurren preparaciones de locos como ésta.

El kart protagonista de este vídeo lleva tras el asiento el motor de una moto, de una Honda CBR 1000 RR subido hasta los 230 CV de potencia gracias entre otras cosas a esa botella de color azul que luce en el costado derecho.

Este kart es capaz de pelearse en pruebas de aceleración con rivales que desarrollan más de mil CV de potencia (preparados hasta los dientes también), como el Audi A4 y el Porsche 9FF que aparecen en el vídeo.

Espectacular, pero debe dar bastante miedo ir al volante de ese kart.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos