Compartir
Publicidad
Publicidad

Peraves Monotracer, una moto para ir siempre peinado

Peraves Monotracer, una moto para ir siempre peinado
Guardar
36 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El modelo de hoy combina las que posiblemente sean las dos mejores ventajas que se pueden extraer de un vehículo de dos ruedas y uno de cuatro: la agilidad entre el tráfico e ir siempre a cubierto y protegido tanto de las inclemencias del tiempo como en caso de una pequeña colisión. Y para ello, el Peraves Monotracer se mueve en dos o cuatro ruedas, dependiendo de las circunstancias.

Su mayor particularidad reside precisamente en esto ya que sus dos ruedas laterales se despliegan cuando el vehículo circula a baja velocidad para darle la estabilidad necesaria y poder maniobrar con él aunque estoy completamente seguro que más de uno intentaríamos bajar inconscientemente la pierna al detenernos en un semáforo.

Peraves Monotracer, diseño y motorización

Peraves Monotracer

El Monotracer de Peraves recurre a una estructura autoportante con un chasis realizado en kevlar y fibra de carbono acompañada de resina epoxy reforzada con aluminio. A él se ancla una sobredimensionada horquilla delantera Marzocchi de 50 milímetros mientras que detrás recurre a un basculante Monolever de procedencia BMW.

Al igual que el basculante, el motor también es originario de la marca alemana, concretamente de la BMW K1200R. Cubica 1.171 cc y ofrece una potencia de 130 CV aproximadamente con un par máximo de 117 Nm. Esto unido a una estudiada aerodinámica y un bajo peso de tan sólo 485 kilos le permiten alcanzar los 250 Km/h y acelerar de 0 a 100 en menos de cinco segundos.

La potencia se transmite a la rueda trasera mediante cardan y su caja de cambios es secuencial de cuatro velocidades y marcha atrás con embrague en seco. En opción existe la posibilidad de equipar el Monotracer con embrague automático, convirtiéndola en un megascooter.

El equipo de frenos está formado por dos discos delanteros de 320 milímetros mordidos por pinzas de cuatro pistones. En la rueda trasera equipa idéntico sistema de frenos aunque en este caso utiliza un sólo disco trasero. Ofrece ABS de serie y en opción puede montar control de tracción.

Cuando circulamos a baja velocidad, las dos ruedas laterales descienden en menos de medio segundo para evitar que acabemos viendo el mundo de lado. También nos permiten maniobrar en parado para aparcar el vehículo y dejarlo estacionado. Sin ellas, a ver como sacábamos la pata de cabra.

Peraves Monotracer, prestaciones de Superbike y también de scooter

Peraves Monotracer

Alguno a estas alturas habrá pensado que esta especie de moto se trata de un puro gigante con ruedas. Sin embargo parece ser que se desenvuelve tremendamente bien entre curvas. Para que os hagáis una idea, el Monotracer es capaz de inclinar hasta los 52 grados. La mayoría de los motoristas nunca pasarán en su vida de los 45 grados y sólo algunos lo harán y normalmente en circuito. En MotoGP, por ejemplo, superan por poco los 60 grados.

Sin embargo, y de nuevo gracias a su aerodinámica, sus consumos son ridículos, lo que le permite ser un vehículo con una gran autonomía. Declara un consumo de 3,62 litros a noventa por hora y a 120 este tan sólo sube hasta los 4,42. Con el depósito de 50 litros que equipa le permiten una autonomía teórica de 1.300 kilómetros, lo que es una verdadera barbaridad.

A los mandos de un Peraves Monotracer

Peraves Monotracer

Al Peraves Monotracer se accede por mediación de una puerta tipo ala de gaviota situada en el costado izquierdo. Dentro encontramos dos asientos Recaro con cinturones de tres puntos de anclaje y justo delante un cuadro de mandos y manillar similar al que podemos ver en cualquier motocicleta. Una vez más se nota la mano de BMW ya que muchos de sus botones son idénticos a los que montan las motocicletas germanas.

Sin embargo, el nivel de equipamiento que gozamos dentro del Monotracer es similar al que podemos encontrar en un vehículo de cuatro ruedas: airbag frontal, aire acondicionado, control de crucero Tempomat, luces bi-xenon, reproductor de MP3, GPS, etc. No echaremos de menos ninguna de las comodidades que podemos encontrar en un coche.

En el siguiente vídeo podéis saber un poco más sobre el vehículo si controláis de alemán. Si no, las imágenes son bastante explícitas:

Por cierto, ¿ninguno os habéis preguntado que pasaría si os vais al suelo? ¿Cómo saldríais por la puerta si el Peraves Monotracer se ha ido al suelo sobre su costado izquierdo? Pues sin mayor problema.

Por último, existe otra versión anterior denominada Peraves Ecomovile con unas prestaciones más pobres y equipado con el motor de las antiguas BMW K100 de 987 cc. Aunque también se pueden radicalizar con las versiones turbo, de 190 CV y 325 Km/h.

Peraves Monotracer

Ficha técnica del Peraves Monotracer

  • Cilindrada: 1.171 cc
  • Motor: 4 cilindros en línea (130 CV a 8.750 RPM)
  • Par máximo: 117 Nm a 6.750 RPM
  • Peso en vacío: Entre 460 y 485 Kg dependiendo del equipamiento
  • Velocidad máxima: 250 Km/h
  • Aceleración de 0 a 100 Km/h: 4,8 s
  • Transmisión: Secuencial de 4 velocidades. Opcionalmente puede montar un embrague automático
  • Consumo a 90 Km/h: 3,62 l/100 km
  • Combustible: Gasolina
  • Capacidad del depósito: 50 litros
  • Capacidad del maletero: 200 litros

Precios Peraves Monotracer

  • Peraves Monotracer: 52.500 euros más impuestos

Más información | Peraves

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos