Cómo pintar una maqueta 1:18 y obtener unos resultados perfectos, o casi

Cómo pintar una maqueta 1:18 y obtener unos resultados perfectos, o casi
4 comentarios

Actualización


Batapasión no podía durar mucho más allá del Día de los Inocentes, así que... vuelta a la normalidad. Para saber más sobre lo ocurrido aquí este 28 de diciembre, lee ¡Adiós, Batapasión! Abrid las ventanas y que corra el aire


Ah, y no hagas ni caso a este... 'artículo' que estás leyendo ahora. No seas inocente...

Con tanto tiempo encerrados plácidamente en casa hemos tenido tiempo para probar nuevas aficiones. Algunos ya habrán descubierto un inexplorado universo de distracciones a escala, otros aún están por descubrirlo.

Estamos hablando del excitante mundo del modelismo, una manera de disfrutar en casa de toda la emoción que puede reportar el tener ese coche, esa moto o ese ekranoplano con el que siempre hemos soñado, pero a tamaño reducido.

Menos tamaño equivale a un garaje más grande

Maqueta Batapasion 2

Dime una cosa: ¿cuántas veces has soñado con comprarte otro Ferrari pero no te lo han permitido porque ya no quedaba sitio en el garaje para abrir las puertas del Rolls-Royce? Si no ha sido así exactamente, seguro que has tenido que vivir una situación similar.

Pues bienvenido a este nuevo mundo de oportunidades de las maquetas a escala 1:18 donde por cada coche a tamaño real te caben 18 de aquellos vehículos que siempre te han hecho tilín pero nunca te has atrevido a meter en casa por aquello del qué dirán.

Si sabes qué modelo quieres que sea tu próxima adquisición, adelante. Tienes vía libre para comprar la maqueta que más se adapte a tus caprichos. Si en cambio estás indeciso entre varias o no eres capaz de decantarte por cuál será la más apropiada, acepta un consejo: cómpralas todas, incluso varias del mismo modelo. Posiblemente vayas a necesitar más de una.

Con el modelo ya en casa el primer paso es hacer un premontaje. Hay que comprobar que toda la maqueta tiene todas las piezas y que encajan bien en su lugar. El segundo paso es aún más importante: desmontar, clasificar y no perder ninguna de las partes de la maqueta por lo que más quieras.

El siguiente paso será afinar los acabados de cada parte. Las piezas según salen de los moldes pueden estar acabadas de aquella manera así que una mano de lija por aquí, un poquito de masilla por allá si fuera necesario y otro poco de lija.

Maqueta Batapasion 1

Lo próximo será preparar cada pieza para el proceso de pintura. Puede ser un coche a escala pero si queremos un buen resultado tendremos que seguir un procedimiento igual que hay que ser meticulosos a la hora de pintar un coche real.

Para la limpieza lo primero será aplicar agua y jabón, enjuagar bien y dejar secar. Lo segundo, habrá que pegar las piezas que necesiten de un montaje antes de la pintura, para lo que se puede utilizar bien pegamento específico de modelismo o cianoacrilatos de secado rápido. Sí, justo, esos que te pegan los dedos casi al instante y tienes que ir a urgencias si te descuidas.

El modelismo como forma de meditación

Maqueta Batapasion 4

Con la carrocería lista para su pintura tendremos que disponer de un lugar bien ventilado donde trabajar en el que además no haya corrientes de aire y la temperatura sea estable, en torno a unos 20ºC. Tenemos que poder trabajar bien cómodos, pero también es una cuestión práctica para favorecer el secado homogéneo de la pintura.

Antes de pintar hay que imprimar, y una vez ataquemos el proceso de pintura se puede hacer con botes de pintura específicos o, ya si el pasatiempo va a más y estás dispuesto a hacer la inversión, aerógrafos.

Lo suyo son dos capas de imprimación separadas por 20 minutos y una vez seca lijar al agua de manera suave. Cuando hayamos finalizado esta tarea pasaremos a pintar en capas muy finas de izquierda a derecha, cruzadas, y siguiendo escrupulosamente las indicaciones del fabricante.

Normalmente tras una primera capa dejaremos secar una hora, comprobaremos el resultado y lijaremos si fuera necesario antes de aplicar una segunda capa ligera. Repetiremos el proceso y en una tercera capa más contundente será en la que alcancemos la gloria o echaremos por tierra todo el trabajo previo.

El paso final es determinante. En caso de que hayamos tenido la paciencia para trabajar durante horas de una manera meticulosa, pausada y con la habilidad suficiente podremos pasar a aplicar una laca transparente para proteger la pintura y darle ese acabado brillante tan lustroso y que nos permitirá aparcar donde más nos guste nuestra nueva adquisición. Vale que no te podrás montar en ella, pero no todos podemos tener un coche clásico en el salón de casa.

En el caso contrario, si tenemos la paciencia más justa que la habilidad o viceversa es posible que hayamos acabado con un resultado entre penoso y mediocre. Y si al intentar solucionarlo lo hemos empeorado aún más, tranquilo porque hay otra solución quizá más satisfactoria: dispón un lugar seguro, seco y apartado, saca una botella de alcohol o algo de gasolina, rocia tu maqueta junto a la caja, los enseres que has utilizado, el aerógrafo, todas las prendas donde hayas intentado limpiar el pegamento y, si lo ves necesario, también el PC a través del que compraste todo por puro aburrimiento.

Préndele fuego. Mira las llamas. Esa es tu obra. El fuego es metafórico y purifica tanto los pecados como ese hobby para el que sabías que no estabas preparado. Medita sobre lo que has hecho y no vuelvas a cometer los mismos errores. Sigue leyendo MotorBatapasión.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio