Publicidad

2 millones de feligreses saltan la reja de Silicon Valley para coger la talla de un Tesla bendecida por Elon Musk

2 millones de feligreses saltan la reja de Silicon Valley para coger la talla de un Tesla bendecida por Elon Musk
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy, 28 de diciembre de 2018, tras hacerse pública la noticia del nombramiento de Elon Musk como director de Motorpasión, decenas de miles de adeptos del culto muskiano han acudido a Sillicon Valley para sacar en procesión una reliquia del Tesla Roadster.

Actualización: Obviamente, Musk no podía durar como director de Motorpasión más allá del Día de los Inocentes, así que nada... vuelta a la normalidad. Para saber más sobre lo ocurrido (o no), lee Elon Musk, despedido a patadas por intentar sacar Elonpasión a bolsa. Ah, y no hagas ni caso a esta 'noticia' que estás leyendo ahora. No seas inocente...

La ubicación de esta talla hasta ahora desconocida ha sido revelada por nuestro señor todopoderoso a través de Twitter, dejando un rastro de favs, rets y baterías 18650 a su paso por las calles de Palo Alto.

No es una estatua de madera, es un coche mágico

Elonpasion2

Los hechos han ocurrido esta misma mañana en torno a las 12:00 del mediodía cuando una masa enfervorecida ha llegado desfondando sus coches eléctricos o a pie, abandonando incluso algunos de sus vehículos en el camino con las baterías agotadas, hasta las inmediaciones de Silicon Valey, cerca de la sede de Tesla.

Allí la horda de feligreses comulgadores de la doctrina Musk ha rodeado los aledaños de una pequeña capilla en la que se guardaba una talla de madera. Se trata del único prototipo realizado a mano por el propio Elon durante el proceso de diseño del primer Tesla Roadster: una maqueta a escala 3:1 fabricada en madera de cáñamo mediante un proceso ancestral denominado 'me lo fumo'.

Elonpasion3

Esta talla decorada con doseles de quinoa biosostenible y cirios LED para evitar las emisiones contaminantes, fue regalada por el propio Elon a un pequeño distribuidor de coches eléctricos de la zona quien fue el único humano capaz de dar like a todos los tuits de Musk publicados en un día. Todo un profeta que guarda desde entonces en un garaje que, poco a poco, se fue transformando en una capilla en honor al advenedizo Musk y su sacrificio para salvar a la automoción del pecado capital del monóxido de carbono.

Cuando el fervor ha superado la exaltación de la multitud, los primeros fieles se han subido a los hombros de otros (desde el respeto) hasta trepar la valla, saltando al otro lado y cogiendo a hombros la figura del Roadster para posteriormente abrir la puerta metálica y sacarla en procesión. Entre vítores de "¡guapa!" y cantos en honor de los motores eléctricos.

Elonpasion

Una vez con la talla en procesión en los alrededores de Palo Alto, los participantes en esta majestuosa reunión de culto han hecho todo lo posible por tocar la reproducción y pasándose bebés como si fueran minis de kalimotxo para que fueran bendecidos con la impronta del visionario sudafricano. "¡Es lo más grande!", exclamaba uno de los padres porque "quería que mi hija se subiera al Roadster para ampliar su autonomía y que duerma toda la noche de un tirón, sin tener que levantarme".

Tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Musk.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir