Tranquilos petrolheads, Mercedes-Benz promete vida más allá de la electrificación: habrá motores V8 si existe demanda

Tranquilos petrolheads, Mercedes-Benz promete vida más allá de la electrificación: habrá motores V8 si existe demanda
17 comentarios

Todo el mundo sabe que los motores V8 están en peligro de extinción. Modelos de la talla del Dodge Challenger se preparan para despedirse de ellos, de la misma forma que el nuevo Mercedes-AMG C 63 S dice adiós a este tipo de mecánicas para apostar por un conjunto híbrido enchufable de cuatro cilindros.

Por eso llama la atención que sea Mercedes-Benz quien diga que a los V8 todavía les queda cuerda, al menos tanta como sus clientes digan, siempre y cuando los permitan las regulaciones de emisiones.

Sin fecha de caducidad, de momento

Mercedes Benz V8 8
El V8 atmosférico del Mercedes-Benz C63 AMG (W203) es una leyenda

Sin duda, la marca de la estrella es uno de los fabricantes que más se está implicando en la electrificación. Su gama está formada por numerosas alternativas micro híbridas, híbridas enchufables y completamente eléctricas, incluso si hablamos de la familia de la familia Mercedes-AMG.

La división deportiva de la compañía alemana también ha abrazado la electrificación y, además de tener modelos de cero emisiones, como el EQE y el EQS, cuenta con alternativas híbridas enchufables, como el Mercedes-AMG GT 63 S E Performance cuatro puertas Coupé de 863 CV y el hypercar Mercedes-AMG One.

Sin ir más lejos, mañana se presentará el Mercedes-AMG C 63 S E Performance, que abandonará los motores V8 y utilizará un sistema híbrido enchufable formado por un motor de gasolina de cuatro cilindros y otro eléctrico. Será más potente que nunca y con total probabilidad más rápido que su predecesor, pero perderá parte de su magia al desprenderse del V8.

Mercedes Benz V8 4
Mercedes-AMG GT 63 S E Performance cuatro puertas Coupé con motor V8 híbrido enchufable

Por desgracia, este movimiento de Mercedes-AMG marca un precedente e invita a pensar que, tarde o temprano, el resto de la gama seguirá el mismo camino. Sin embargo, desde la propia marca acaban de romper una lanza a favor de los motores de ocho cilindros y lo cierto es que nadie se lo esperaba.

En una entrevista concedida al medio australiano CarSales, Joerg Bartels, jefe de desarrollo de vehículos de la firma, ha dicho que Mercedes-Benz seguirá utilizando motores de seis y ocho cilindros en sus coches. ¿Por cuánto tiempo? Esa es la gran incógnita.

Bartels deja claro que los coches eléctricos revolucionarán el segmento de los superdeportivos esta década y que un prototipo completamente eléctrico que Mercedes presentará en 2025 contribuirá a ello.

Mercedes Benz V8 2
El Mercedes-AMG GT Black Series utiliza un motor V8 de 730 CV sin electrificar

También explica que toda la gama de la marca alemana pretende tener versiones completamente eléctricas para 2030, con el objetivo de lograr un balance de emisiones de CO2 neutral en el año 2039.

Pero, por otro lado, reconoce que si hay demanda de motores V8 de gasolina por parte de sus clientes en ciertas regiones, este tipo de mecánicas seguirán en su catálogo. Y esta decisión no es incompatible con el desarrollo de modelos de cero emisiones. Eso sí, no solo depende de Mercedes-Benz y de sus clientes, también de las regulaciones de emisiones.

Y tampoco vale con que sus clientes demanden Mercedes con motores V8. Seguir apostando por este tipo de mecánicas supone desafíos técnicos para la marca para adaptarse a cada regulación y eso se traduce en un precio de venta más alto. Los clientes tienen que estar dispuestos a pagar este sobrecoste.

Mercedes Benz V8 9
Mercedes-Benz C63 AMG Estate de 2007 con motor V8 de 6.2 litros y 457 CV

Bertels también insiste en que mantener vivos los Mercedes V8 no será posible en todas las regiones del planeta y señala que, por culpa de las regulaciones europeas, será difícil seguir vendiendo coches con motores de estas características en el Viejo Continente a partir de la segunda mitad de esta década, aunque todo depende de lo exigente que sea la normativa Euro7.

Una opción para mantenerlos vivos es la electrificación. Mercedes-AMG ya ha puesto en marcha está solución con el Mercedes-AMG GT 63 S E Performance cuatro puertas Coupé, pero, al mismo tiempo, estamos viendo como uno de los Mercedes que siempre ha sido sinónimo de V8 se convierte en un hibrido enchufable de cuatro cilindros.

Todo apunta, por tanto, a que la presencia de bloques V8 se reducirá drásticamente a lo largo de los próximos años y únicamente algunos modelos podrán utilizarlos. Ya sean los más exclusivos o series limitadas, como los Black Series, mientras que los Mercedes-AMG más ‘terrenales’, como el mencionado C 63 o el E 63 que está a punto de desaparecer, recurrirán a otras alternativas.

Temas
Inicio