Compartir
Publicidad

Mercedes-Benz S 560 e: el híbrido enchufable tiene ahora hasta 50 km de autonomía eléctrica

Mercedes-Benz S 560 e: el híbrido enchufable tiene ahora hasta 50 km de autonomía eléctrica
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se presentó en el Salón de Shanghái e incluso lo hemos probado ya, pero la nueva generación del Mercedes-Benz Clase S tiene un nuevo miembro que acaban de presentar en Frankfurt: el híbrido enchufable o S 560 e, que sucede al anterior S 500 e y se suma a la amplia oferta de versiones plug-in de la casa (GLC, GLE, Clase E, etc...).

La clave de este Mercedes-Benz S 560 e es que combina un motor térmico 3.0 litros V6 de 367 CV y 500 Nm, con un motor eléctrico de 90 kW (121 CV) y 440 Nm, y una batería de ión litio de 13,5 kWh, algo más pequeña y con mayor capacidad energética que antes. El resultado es una autonomía eléctrica de 50 kilómetros.

La nueva batería, creada por la subsidiaria Accumotive de Daimler, permite que la capacidad del maletero pase de 395 a 410 litros, pero sobre todo una mayor autonomía, y es que las celdas de la misma están hechas de litio y una mezcla de níquel, manganeso y cobalto (Li-NMC), mientras que la anterior era de litio, hierro y fosfato (LiFePo), y esto supone que cada una de las celdas tiene mayor capacidad 37 Ah en lugar de 22 Ah.

Mercedes-Benz S 560 e
Mercedes-Benz S 560 e

El cambio automático 9G-Tronic de convertidor de par, el embrague y el motor eléctrico (desarrollado por Bosch), están integrados en un mismo conjunto, y Mercedes-Benz anuncia las siguientes cifras: 0-100 km/h en 5 segundos, 250 km/h de velocidad máxima, un consumo eléctrico de 15,5 kWh y un consumo homologado de combustible de 2,1 litros a los cien kilómetros.

El cargador integrado de 7,2 kW permite carga rápida si se realiza a través de un Mercedes-Benz Wallbox, aunque la marca no ha ofrecido información sobre tiempos de carga.

El llamado ECO Assist del modelo permite llevar una conducción económica mediante avisos para que el conductor suelte el acelerador en situaciones en las que no es necesario mantenerlo: llegando a un nuevo límite de velocidad, a un cruce, a una cuesta abajo, etc... También incluye función de conducción a vela, recuperación de energía y demás funciones.

Mercedes-Benz S 560 e
Mercedes-Benz S 560 e

El pedal háptico, que ya tenía el anterior, ofrece resistencia precisamente para ayudarte en una conducción ahorradora. Por ejemplo, empuja hacia arriba cuando cree que deberías soltar el acelerador, o te indica el límite del modo eléctrico marcando un punto de dureza en el propio pedal, que si sobrepasamos hará entrar en acción al motor térmico.

Para terminar, entre el equipamiento de serie del S 560 e destaca la climatización pre-entrada, que facilita que el habitáculo alcance una temperatura deseada (no sólo mediante el climatizador, sino también mediante los asientos o el volante calefactable) antes de que lleguemos al vehículo -la hora se puede indicar mediante la aplicación Mercedes me-.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos